INSPIRACIÓN

Bebé prematura sobrevivió nacimiento de alto riesgo; 18 años después, es una adolescente normal

March 19, 2019 17:17

El nacimiento de un bebé es normalmente uno de los momentos más emocionantes en la vida de los padres. Es una etapa llena de comienzos, sorpresas, alegrías, pero también preocupaciones e incertidumbre sobre el bienestar del bebé que viene en camino.

Jennifer Jackson tenía apenas veintitrés semanas de embarazo cuando sufrió de eclampsia. Tras cuatro ataques, fue inducida al parto y dio a luz a Courtney, una de las bebés más prematuras en la historia de los hospitales y clínicas de la Universidad de Iowa en Estados Unidos.

Quizá te interese: Madre inventó un ingenioso truco para dormir a su bebé mientras ella se toma una ducha veloz

La pequeña Courtney pesaba apenas una libra (454 gramos), tenía tan solo aproximadamente ocho cucharadas de sangre en su cuerpo y sus probabilidades de sobrevivir eran del 50%. Además, corría riesgo de sufrir problemas permanentes como discapacidad intelectual, pérdida auditiva, ceguera, parálisis cerebral o algún padecimiento pulmonar crónico.

Sin embargo, desde su nacimiento demostró que era una guerrera. Al poco tiempo comenzó a crecer, comer, ganar peso y mantener su temperatura, lo cual hizo que sus padres comenzaran a tener esperanzas de llevarla a casa.  

Tras cinco meses en el hospital, los deseos de sus padres, Chris y Jennifer Jackson, se realizaron cuando al fin pudieron llevar a su bebé a casa, y aunque pasó su primer año fuera del hospital con tanques de oxígeno, nunca dejó de sorprender a todos con su desarrollo y fortaleza.

Quizá te interese: Esta niña nació con un extraño mechón blanco... ¡Y no es la única en su familia!

Ahora, Courtney es toda una adolescente normal a punto de terminar la preparatoria, que disfruta de tocar la flauta y el piccolo sin ninguna secuela de su difícil nacimiento.

Al respecto, Courtney expresó para People lo afortunada que se siente por estar viva y lo genial que le resulta el hecho de que su inspiradora historia de supervivencia sea contada una y otra vez por los medios.

La impresionante historia de Courtney nos llena de inspiración y nos enseña que no hay que rendirse en ninguna etapa de la vida a pesar de las dificultades que puedan presentarse. 

Quizá te interese: Este papá besó a su bebé prematuro, y el pequeñín reaccionó de la mejor manera imaginable (Video)