Jazz Jennings, conocida por su cambio de género, fue admitida en Harvard y la polémica estalló

Inspiración

May 16, 2019 22:03 By Fabiosa

Cuando solo tenía 6 años de edad, Jazz Jennings comenzó a aparecer en la televisión estadounidense para hablar acerca de su historia como niña transgénero. Más tarde, TLC decidió documentar su proceso de transición en el reality I am Jazz (Yo soy Jazz), lo que permitió que el mundo entero conociera su experiencia.

Sin embargo, Jazz y su familia han sido mucho más que personajes de un reality, de hecho, toda la fama que obtuvieron gracias a sus apariciones en la televisión, les sirvió para dar impulso a su trabajo como activistas de la comunidad LGTBI.

Además, los padres de Jazz crearon la fundación Purple Rainbow, mientras que la propia Jazz se dedicó a vender colas de sirena de goma, para recaudar fondos para los niños transgénero.

Quizá te interese: Cuando le confesó a su cita que ella era una mujer trans, recibió la mejor respuesta posible y se volvió viral

Actualmente, después de pasar por una infancia y una adolescencia llena de polémicas y luchas, esta maravillosa joven ha llegado a los 18 años de edad. Para ella es el momento de entrar a la universidad y, como era de esperarse, fue admitida en una de las más prestigiosas instituciones de Estados Unidos: nada más ni nada menos que Harvard.

Por supuesto, ella tiene excelentes capacidades, pero además es bien sabido que las universidades de alto nivel son muy exigentes y buscan personas únicas que puedan hacer un gran aporte a la sociedad. Por eso es comprensible que hayan admitido a una chica como Jazz.

Cuando me enteré de que me aceptaron en Harvard me sorprendió mucho. No porque pensara que no podía, sino porque es una escuela muy selectiva y con una tasa de aceptación muy pequeña. Yo pensé “¿quién logra entrara a Harvard?, ¡yo entré!”

Sin embargo, no todos parecen estar satisfechos con la noticia, algunas personas cuestionan las capacidades intelectuales de la joven, mientras que otras incluso sugirieron que sus padres habían comprado su ingreso a la universidad.

¿Qué pasó con las dificultades en la escuela secundaria y las bajas calificaciones? Muchos mensajes contradictorios aquí.

¿Sus padres compraron su entrada?

Pero a pesar de los mensajes malintencionados, nada puede empañar la felicidad de Jazz. El tiempo le permitirá mostrar sus enormes capacidades y no tenemos duda de su paso por la universidad la hará aún más grande.

Quizá te interese: Cher critica fuertemente la nueva política de Donald Trump que busca eliminar a los transgéneros