INSPIRACIÓN

Nunca es tarde: A sus 71 años decidió emprender la campaña más poderosa por la vida de las ballenas

April 23, 2019 01:36

Para muchas personas, la tercera edad es una etapa de descanso, en la que ya no hay metas ni sueños por cumplir. Por suerte, existen en el mundo personas como Lanni Johnson, una mujer de 71 años que demostró que aún tiene suficiente juventud y energía para luchar por sus convicciones.

Hace un tiempo, Lanni descubrió la crítica situación de las orcas asesinas en las costas de Estados Unidos. Aunque esta especie no se ha declarado en vía de extinción, actualmente se encuentra en un gran peligro debido a la carencia de alimento suficiente en su hábitat.

Esto se debe a que las presas existentes en la zona, han impedido que fluya el agua necesaria para la reproducción del salmón Chinook, principal fuente de alimentación de estas ballenas. Por lo tanto, Lanni decidió protestar de la forma más valiente y simbólica: pasando hambre, tal y como deben hacerlo los animales que busca defender.

Lanni Johnson / Facebook

Día 17 de 17. En solidaridad con las orcas hambrientas residentes del sur.

Quizá te interese: El rinoceronte blanco está a punto de extinguirse, recientemente se publicó la foto del último de su especie

Durante 17 días, Lannie se alimentó a base de agua y sal del Himalaya, y permaneció frente al Capitolio para solicitar al gobierno que haga los cambios necesarios para la preservación de las orcas. Según explicó a Yahoo Lifestyle:

Me di cuenta que ellas son un tesoro y deberían ser protegidas. No me di cuenta cuán en peligro estaban. Supuse que estaban siendo atendidas y que las personas estaban haciendo lo que tenían que hacer para solucionar esto.

Lanni Johnson / Facebook

Día 15 de 17.

Durante sus días de ayuno, Lannie recibió visitas de diferentes lugares de la ciudad y del país. Muchas personas le manifestaron su apoyo y se mostraron interesadas en saber más acerca de la compleja situación que atraviesa esta especie, e incluso algunas de ellas le dieron regalos que hacían homenaje a su gran esfuerzo.

Esta tarde, una mujer que no conocía vino al Capitolio y dejó esta hermosa piedra pintada para mí. Puedes verla en esta foto, invirtió mucho tiempo en ella y es muy talentosa.

Esta maravillosa mujer nos ha demostrado que nunca es tarde para luchar por nuestras convicciones. Esperamos que reciba la atención necesaria y que sus protestan tengan el efecto esperado en la vida de esta especie.

Quizá te interese: La realidad superó la ficción: El guacamayo azul se encuentra oficialmente extinto en la naturaleza