PSICOLOGÍA

Ella no sabe de barreras: A pesar de su silla de ruedas, se ha convertido en campeona de baile de salón

April 3, 2019 01:00

A veces, los obstáculos que se nos presentan en la vida, pueden hacernos creer que no podremos cumplir nuestros sueños. Sin embargo, en algunas ocasiones también son la oportunidad para demostrar la verdadera fortaleza que tenemos en nuestros corazones.

Este es el caso de Cheryl Angelelli, una mujer que a una muy corta edad vio truncadas todas sus metas en el deporte, pero que descubrió la manera perfecta de convertirlas en realidad.

Quizá te interese: Tiene 5 años y usa silla de ruedas, pero su abuelo le diseñó el mejor disfraz de Halloween

Desde que tenía solo 8 años, Cheryl había sido nadadora de competencia y el gran anhelo de su vida era alcanzar el máximo logro para cualquier deportista: llegar a participar en los Juegos Olímpicos. Sin embargo, cuando tenía 14 años un accidente cambió su vida.

Cuando estaba en el medio de un entrenamiento, se golpeó la cabeza en una zona poco profunda de la piscina. Este accidente hizo que la joven quedara paralizada desde el pecho para abajo, acabando con todos sus sueños competitivos. Según dijo a Good Morning America:

Los médicos me dieron un pronóstico muy sombrío. Me dijeron que nunca volvería a caminar y que nunca sería independiente.

Quizá te interese: Un "chiste" acerca de las mujeres en silla de ruedas generó polémica y una campaña a favor de su belleza

Pero una nueva oportunidad se abrió para Cheryl cuando, algunos años más tarde, descubrió los Juegos Paralímpicos. En ese momento, ella entendió que había encontrado la oportunidad para cumplir todos sus sueños de la infancia.

Los ganadores no son aquellos que nunca fallan, sino los que nunca se rinden.

De esta forma, ella descubrió que, a pesar del gran obstáculo que había encontrado en su vida, aún era posible seguir adelante y después de competir por más de 16 años como nadadora, decidió asumir un nuevo reto.

Fue así como cambió su traje de baño por un vestido de gala para incursionar en el baile de salón en silla de ruedas, y con la misma determinación que había usado para salir adelante en su deporte más amado, también logró abrirse camino en el baile de salón.

Ahora, ella vive su vida sin pensar en sus limitaciones. Como bailarina en silla de ruedas, ha logrado ubicarse en el puesto número 7 en el ranking mundial, y como profesional, se desempeña como directora de marketing en un instituto de rehabilitación.

Su historia de vida es una verdadera inspiración y ella se esfuerza, cada día, por demostrarle a otros que salir adelante sí es posible, más allá de cualquier limitación.

Quizá te interese: El sueño de esta mujer era bucear, y no iba a permitir que su silla de ruedas la detuviera