Modelo de talla grande de Vogue revela, tras casi 20 años, las marcas que ocultaba en su espalda

Inspiración

March 15, 2019 23:47 By Fabiosa

En la vida pasan cosas que marcan y dejan recuerdos positivos o negativos. Las cicatrices son parte de esos recuerdos, dejan en el ser emocional y, a veces, físico, una huella para siempre.  

TZIDO SUN / Shutterstock.com

Algo similar le estaba pasando a la reconocida artista Tia Duffy, una modelo de talla grande que ha trabajado, entre otros, para Vogue, una revista estadounidense de moda creada en 1982.

Tia, quien ha sido fiel promotora de la diversidad en la industria de la belleza, reveló, recientemente, que había estado batallando por años una difícil lucha contra sus cicatrices.

Quizá te interese: Esta asombrosa mujer práctica yoga como terapia ¡No creerás el infierno por el que pasó!

Resulta que la modelo estuvo sufriendo, desde sus 12 años, de un fuerte brote de acné en su espalda, que le dejó cicatrices en esa parte de su cuerpo.

A pesar de haber sobrepasado el problema, la modelo ocultó por años su espalda, y evitó hacerse cualquier tipo de sesión fotográfica en prendas que dejaran al descubierto las cicatrices que le había dejado el acné.

Sin embargo, luego del fallecimiento de su querida amiga Heather, quien luchara contra un cáncer de piel, y creara la campaña Skin Work para promover conciencia alrededor del problema del cáncer, Tia estuvo reflexionando acerca de su actitud frente a su problema.

Aún así, Tia estuvo obsesionada por años con este asunto. En ese sentido, nunca aceptó usar tops en sus fotos, por miedo a que viesen las marcas de su espalda y, en caso de tener que usar una prenda que la dejara expuesta, se maquillaba las marcas con base.

Quizá te interese: Esta modelo tiene un color de piel tan extremo que es la nueva sensación de Instagram

Pero ahora, la desaparición de una nueva amiga, Elly Mayday, quien falleciera a causa de un cáncer de ovario, la ha empujado a repensar, finalmente, sus miedos y a enfrentarlos con mayor valentía.

Tia siente ahora que no hay nada que la detenga, al contrario, se ha atrevido finalmente a fotografiar su espalda, y a compartir su imagen con todos en Instagram, como muestra de autoaceptación.

El miedo tiende a amarrarnos y a dejarnos sin la fuerza necesaria para enfrentar los obstáculos del camino. Tia ha aprendido, después de todo este tiempo, a dar la cara a sus temores. A todos nos corresponde hacer lo mismo, el llamado es a alcanzar los sueños y metas que nos hemos propuesto.

Manop_Phimsit / Shutterstock.com

Quizá te interese: Esta es una prótesis de impresión 3D de titanio. ¡Es simplemente espectacular!