Se burlaron de ella por sus marcas, pero hoy es una modelo reconocida y promueve un mensaje de aceptación

Inspiración

March 12, 2019 16:48 By Fabiosa

Las personas critican constantemente a otros por su apariencia. Y es que la belleza es un concepto sobrevalorado en el mundo. Sin embargo, algunos viven felices y se aceptan tal como son.

Y un ejemplo de ello es el caso de la joven ucraniana-libanesa que se volvió influencer en las redes, mostrando con orgullo su condición.

Ella es modelo y sufre de nevus melanocítica congénita, enfermedad con la cual nacen cerca de 1% de los niños. Se trata de un gran lunar que abarca una parte importante de su cuerpo.

En el caso de Yulianna Yussef, su lunar cubre casi toda su espalda y una parte de su estómago; pero tiene, además, algunos pequeños lunares en sus piernas.

Quizá te interese: Una fotógrafa ha sabido captar la diversidad de la belleza femenina en varios puntos del planeta

Yulianna llevó una niñez normal, nunca se sintió discriminada, ni en su casa ni cuando estaba en la calle. Jugaba con sus amigos y llevaba una vida realmente despreocupada.

No obstante, esto fue así solo hasta los 8 años, cuando comenzó a sentir que la gente la señalaba en la calle, o la miraban raro. Los padres de algunos de sus amigos comenzaron a prohibirles que jugaran con ella, pues suponían que su condición podría ser contagiosa.

Fue entonces cuando Yulianna empezó a sufrir episodios de depresión. Se quedaba en casa y salía solo por las noches para evitar los señalamientos y las burlas de la gente. Muchas veces intentó integrarse a la sociedad, aunque le costó mucho.

A los 15 años planeó un paseo a la playa con algunos de sus amigos, pero, estando allí, la gente comenzó a hacer comentarios indiscretos sobre ella. Una de sus amigas se atrevió a compararla con un mono, cosa que la afectó muchísimo.

Quizá te interese: Esta familia decidió honrar su hermosa herencia nigeriana con un método muy original

Pero Yulianna fue madurando poco a poco, entendió que debía aceptarse tal cual y como era. Entonces decidió ayudar a otros creando una cuenta de instagram en la que muestra al mundo su orgullo por ser quien es y por sus marcas de nacimiento.

Hasta ahora tiene cerca de 100.000 seguidores, y se siente muy feliz y segura de sí misma. Su invitación es a que todos se acepten como son y vivan sin inseguridades ni odios.

Yulianna sabe que el camino para llegar hasta donde está ahora fue duro, pero lo logró con esfuerzo y convicción. Así. participará muy pronto en una exposición llamada Como me llamas ahora, presentada en la Torre Oxxo, en la ciudad de Londres.

lzf / Shutterstock.com

Así como ella, aceptemos lo que somos, vivamos con plenitud, aportemos cosas positivas al mundo. La vida es muy corta para perder tiempo, actuemos con confianza, determinación y autoaceptación. ¡Gracias, Yulianna, por tu ejemplo!

Quizá te interese: Se atrevió a decirle “gorda” a una clienta, pero no contaba con que era amiga del dueño de la tienda