INSPIRACIÓN

Alexandra Symons pasó de ocultarse en el baño para comer a tener una figura espectacular al perder 62 kilos

March 6, 2019 21:07

Cuando una persona tiene exceso de peso enfrenta una serie de problemas que no solo ponen en riesgo su salud física sino que también vulneran la confianza en sí misma y la exponen a ser víctima de burlas y humillaciones. Tener algunos kilos de más representa un conflicto mayor dentro de una sociedad cada vez menos empática. 

Alexandra Symons es una hermosa mujer de 32 años que solía pesar 130 kilos, lo cual le trajo severos problemas de autoestima, incluyendo vergüenza al comer en público. Alex acepta que prefería comer sola, encerrada en un baño, a ser juzgada por las personas que la veían alimentarse.

Quizá te interese: La obesidad mata más que la delincuencia: Los 5 países más obesos de América Latina

Pero después de tener a su bebé decidió que eso tenía que cambiar. Un día, mientras intentaba enseñarle a nadar al pequeño Hudson, se dio cuenta de lo aterrorizada que estaba al tener que enfrentar la alberca en traje de baño, por lo que tuvo la epifanía que la hizo realizar cambios drásticos en su rutina para poder cuidar debidamente de su hijo.

Quizá te interese: Pareja logra vencer la obesidad luego de abandonar los malos hábitos y perdiendo más de 90 kilos juntos

Alex se dedicó a hacer dietas a lo largo de su vida en las cuales perdía hasta 50 kilos, pero solo para recuperarlos nuevamente cuando menos lo esperaba. De esta manera, se dio cuenta de que no podría alcanzar su meta por si sola, así que buscó ayuda profesional de la mano de especialistas.

Fue así cuando se sometió a una compleja cirugía de estómago que cambió su rutina en 360 grados. Alex no estaba acostumbrada a comer a sus horas y detestaba ir al gimnasio, sin embargo cambió su alimentación y comenzó a ejercitarse poco a poco.

Ahora, 3 años después desde ese procedimiento médico, Alex se encuentra más feliz que nunca, luciendo un cuerpo del cual se siente orgullosa, pero, lo más importante, gozando de plena salud para dedicarse a cuidar a su hijo en compañia de su esposo sin preocupación alguna.

Su increíble transformación física después de perder 62kg es una inspiración para otras personas. Recuerda que si Alex pudo lograrlo, ¡tú también!

Quizá te interese: Milagrosa transformación: Perdió más de 40 kilos solo para poder jugar con su hijo