INSPIRACIÓN

Ser talla XXXXXXL no es bueno para la salud y por ello, este hombre cambió su vida por completo

May 3, 2019 01:18

En un mundo donde la comida es cada vez más procesada y las responsabilidades absorben cada vez más la mayoría de nuestro tiempo, es importante tener en cuenta la importancia de una buena alimentación y el ejercicio constante, ya que los problemas de peso se han triplicado a nivel mundial desde 1975.

Billion Photos / Shutterstock.com

Tan solo en el 2016, había 1.9 billones de adultos con sobrepeso en el mundo y 340 millones de niños y adolescentes padecían de este problema también. Pesar más de lo permitido para nuestra edad y altura puede traer severos problemas a nuestra salud y complicar nuestra vida de forma innecesaria, sobretodo si estamos conscientes de que la obesidad se puede prevenir.

kwanchai.c / Shutterstock.com

 

Ser talla XXXXXXXL no es saludable

No es necesario llegar a las consecuencias más peligrosas para entender que debemos de cuidar de nuestra salud, como le sucedió a este hombre de 42 años llamado Jon Vidler, quien pesaba aproximadamente 214 kilos y aun con ropa de talla XXXXXXXL, tenía problemas vestir su cintura de 167 centímetros.

Este hombre de Hampshire sufría de ataques de pánico e incluso atravesó por un ataque cardíaco debido a su exceso de peso, además de refugiarse en la soledad y en la comida porque no podía realizar actividades con las demás personas debido a que sus dimensiones no se lo permitían.

Inclusive los intentos que tuvo para realizarse cirugías y prevenir enfermedades se convirtieron en una amenaza ya que por su gran tamaño, Jon no cabía en las máquinas y casi terminaba asfixiado o lastimado en ellas. De modo que los problemas se hicieron tan constantes que finalmente tocó fondo y decidió transformar su vida por completo.

Para un gran cambio, una enorme voluntad

A inicios de 2015, Jon se unió a Slimming World bajo la guía de un amigo y con el apoyo de su padre principalmente, este hombre cambió su alimentación, comenzó a realizar caminatas diarias y posteriormente a correr distancias más largas hasta lograr su objetivo.

Realmente hace una diferencia cuando las personas a su alrededor entienden y apoyan lo que están tratando de lograr.

Ahora Jon pesa 73 kilos, tiene como objetivo escalar a la cima del Monte Snowdon y encontrar el amor verdadero para compartir el resto de su saludable vida. ¿Qué opinas de los resultados de su enorme voluntad? ¿Ya viste que no es tan difícil como parece?