'Capitán Optimista', el doctor que combatía el cáncer con sonrisas a pesar de su propia enfermedad

Inspiración

April 12, 2019 23:41 By Fabiosa

Dicen que la risa es la mejor medicina y cómo no lo va a ser si la alegría hace que cualquiera pueda ponerle pausa a sus males para retomar fuerza y continuar la lucha con ánimos renovados que impulsan para dar un paso más cada día.

Quizá no haya nadie mejor para comprobar esto que el médico español Antonio Cepillo, quien dedicó su corta carrera a animar a niños con cáncer del Hospital General de Albacete al integrarse en el proyecto Los Guachis.

Cepi descubrió durante su tercer año en la escuela de medicina que padecía cáncer y con esto, aprendió rápidamente todo lo que no debía decirle al paciente, se repetía constantemente que no debía ser el médico que nadie quería ver y por eso comenzó a traer sonrisas a otros enfermos que, como él, necesitaban un empujón para seguir peleando.

Quizá te interese: Le indicaron guardar reposo en cama por un período largo y ella lo convirtió en un atelier

En el 2017 recibió el título de ‘Capitán Optimista’, un reconocimiento nacional por su vocación, sensibilidad y labor dentro del grupo Los Guachis en el que al igual que el doctor Patch Adams, regalaba a niños esas preciadas risas que tanto les ayudaban.

Lamentablemente, Cepi no pudo ganar su propia batalla con el cáncer, pero ha dejado un recuerdo imborrable entre todas las personas que trabajaron con él, sus compañeros de estudio y los niños que tuvieron la oportunidad de crear una pausa llena de sonrisas entre sus batallas.

Para despedirlo, Los Guachis le dedicaron un mensaje sumamente emotivo en Facebook, con el que intentan despedirse de él:

La vida nos regaló un Capitán, un líder carismático. Nuestro mejor embajador. Nuestro Flautista, Zar, Brujo, Regidor, Deshollinador, Aviador, Tritón... La viva imagen del Principito.
Tenemos tantos y tantos recuerdos que necesitaremos un tiempo infinito para procesar e incorporar en nuestras vidas toda la magia vivida.
Nos quedamos un poco más pequeños, un poco perdidos…

Quizá te interese: Los dibujos de este creativo enfermero hacen la vida de sus pacientes mil veces más colorida

La huella que dejó ‘Capitán Optimista’ detrás de él es tan grande, que se creó una petición en Change.org para renombrar el hospital de Albacete en su honor y en tan solo cuatro horas se recaudaron más de 5,000 firmas que apoyan la moción de que el centro donde trabajó sea llamado ‘Hospital Universitario Antonio Cepillo’.     

Es terrible tener que despedir a alguien tan especial que no dudó en poner primero su deber y su vocación para ayudar, por lo cual, como bien expresaron sus compañeros, habrá que buscarlo entre las nubes con su capa y una nariz verde.

Es importante que su ejemplo no se pierda y seguir sonriendo a pesar de las adversidades, pues una risa puede ser el impulso definitivo que nos ayude a superar el obstáculo más difícil y que nos haga ver el lado positivo aun en el momento más oscuro.  

Quizá te interese: Una buena risa es la mejor medicina: Un pediatra baila para hacer reír a sus pacientes como terapia