Este hombre de 65 años caminó 140 km para agradecer que su hija dejó de sufrir acoso escolar

Inspiración

September 20, 2018 16:56 By Fabiosa

Mientras que hay personas que se niegan a creer en la ocurrencia de los milagros, existen muchas otras que llevan su fe a otro nivel y les gusta agradecer por las cosas que piensan que fueron obtenidas gracias a un ser divino y superior.

Este último es el caso de Humberto Bautista, un humilde hombre de 65 años de edad, que cumplió la promesa de caminar cientos de kilómetros para honrar al Señor y a la Virgen de los Milagros por un motivo muy especial.

La historia de Humberto.

Humberto es un hombre argentino de avanzada edad que siempre ha sido muy creyente en Dios y le gusta agradecer por todo lo bueno que obtiene en la vida por más pequeño que sea.

gettyimages

Ahora, Humberto logró cautivar los corazones de muchos internautas al revelar ante los medios de comunicación que caminó 140 km desde la localidad de El Galpón, Argentina hasta la Catedral de Basílica de la comunidad de Salta, del mismo país. Pero, ¿por qué hizo todo esto? Para agradecer que por fin su hija era libre de bullying y retomó las ganas de volver a la escuela.

Al respecto, Humberto expresó muy orgulloso que:

Cumplí una promesa por mi hija que le hacían bullying el año pasado, y se mejoró, por eso tengo que seguir cumpliendo. Gracias a eso ahora [su hija] puede sonreir.

Inmediatamente después de que el vídeo de Humberto fue publicado, comenzaron a llover comentarios de usuarios por las redes sociales que no paraban de elogiarlo por la gran proeza que acababa de cumplir en nombre de su hija.

Dentro de los comentarios destacados, podemos mencionar:

Quizá te interese: La vida de Alberto Jr., el primer hijo adoptado de Juan Gabriel: un hombre que va de mal en peor

Los peregrinos de El Salto.

Al parecer, Humberto no es el único hombre cuya fe mueve montañas. En la comunidad de El Salto, miles de personas se organizan para iniciar su peregrinación con el objetivo de llegar a la Catedral de Basílica y así celebrar la fiesta de los patronos de la provincia. Al llegar a la catedral, todos se reunen y agradecen al Señor y a la Virgen del Milagro por todas las cosas positivas obtenidas en el año.

Rawpixel.com / Shutterstock.com

Son cientos de kilómetros los que son capaces de caminar estas personas para cumplir la finalidad de adorar a Dios. Sencillamente, los mueve la fe.

Estamos felices de que la hija de Humberto haya podido superar esa dura etapa de su vida y ahora pueda tranquilamente retomar sus estudios y convertirse en una persona igual de noble que su padre.

Fuente: Clarín

Quizá te interese: Su madre puso peluches a su alrededor mientras dormía. Al día siguiente se arrepintió de su decisión