Empleada de restaurante recompensó a un niño cumpleañero luego de que nadie asistiese a su fiesta

Inspiración

August 16, 2018 23:15 By Fabiosa

Las fiestas cumpleaños son casi siempre una de las ilusiones más grandes de los niños. Por ello, fue un día desgarrador cuando ningún niño se presentó para celebrar junto a Evan, de cuatro años, su gran día. No obstante, los empleados de este restaurante tuvieron un gesto increíble con este chiquitín que cambió totalmente su día y el de su familia.

Evan se fue con su madre, Angel Kazanis, a un Chuck E. Cheese de Nueva Jersey, Estados Unidos, para celebrar su fiesta de cumpleaños. Todo parecía perfecto para esta celebración. Tenían un hermoso pastel, decoración, rica comida y, lo más importante, Evan tenía muchas ganas de compartir con sus amigos.

 

La mamá de Evan había invitado a los 30 compañeros de clase de preescolar de su hijo para pasar un momento diferente comiendo pizza y disfrutando de los juegos del parque, pero por alguna razón, ninguno de ellos entró por la puerta.


Las palabras de Angel Kazanis fueron muy triste al momento de describir la recreación de su hijo:

Estaba mirando la puerta. La decepción en su cara era palpable.

 

Quizá te interese: https://fabiosa.es/ctfk-rsadn-aucpn-pband-phiro-nina-lloro-pastel-cumpleanos/

 

A pesar del corazón roto de su madre, la familia hizo todo lo posible para mantenerse unida; dado que no quería que Evan supiera lo molesta que estaba. Sin embargo, fue en ese momento cuando Taylor Inzinna, empleada de Chuck E. Cheese, entró en acción. La chica observó al par sentado en el espacio reservado para fiestas y le dolía el corazón por el niño y por la madre que intentaba mantener las cosas positivas.

 

Inzinna dijo en una entrevista que estaba impresionada con la forma en que la madre de Evan manejó esta pesadilla:

Ella se mantuvo unida y nunca permitió que Evan supiera ni por un segundo que estaba molesta, lo cual creo que fue súper impresionante.


La empleada rápidamente les contó a sus amigos y familiares lo que había pasado y les pidió que dejaran un regalo para Evan. Al poco tiempo, colectó más de una docena de regalos e invitó a Kazanis y Evan a regresar a Chuck E. Cheese para una sorpresa.

Cuando Evan regresó, tenía montones de regalos para abrir, entregados por la propia mascota de Chuck E. Cheese. Inzinna dijo que quería enviar un mensaje bastante claro a Evan y a su mamá: a pesar de los problemas, el mundo está lleno de gente cariñosa.

En definitiva, Inzinna se merece todos los elogios que se ha ganado por su gran obra, pero ella tiene razón, el verdadero placer se encontró en la sonrisa de felicidad de Evan y no en las felicitaciones de los demás.

Fuente: Inside

Quizá te interese: Los Alumnos Hicieron Una Fiesta Sorpresa Para Su Profesor y Esto Le Conmovió Hasta Las Lágrimas