Aunque pocos lo saben, el príncipe Felipe y la reina Isabel tuvieron una pelea que duró 10 años

Familia y niños

March 14, 2019 18:20 By Fabiosa

El matrimonio de la reina Isabel II con el príncipe Felipe ha sido el más largo de cualquier soberano británico, incluso superando el de Jorge III y la reina Charlotte por 13 años. La pareja se casó el 20 de noviembre de 1947 en la Abadía de Westminster y en 2017 celebraron sus bodas de plata.

Embed from Getty Images

Todos tenemos la idea de que un matrimonio real es sumamente exitoso pero al contrario, esta relación no siempre fue sencilla. Cuando el joven príncipe Felipe pidió la mano de la mujer más cotizada de Gran Bretaña, no tenían idea de todos los obstáculos a los que se enfrentarían.

Quizá te interese: La historia de la relación de la Reina Isabel y el Príncipe Felipe: un dulce amor a primera vista

Embed from Getty Images

Al casarse con la reina, el duque de Edimburgo se trasladó al Palacio de Buckingham donde criaron a sus hijos. Después del nacimiento del príncipe Carlos y la princesa Ana en 1948 y 1950 respectivamente, el Príncipe Felipe pretendía dar a los niños reales su apellido, pero su determinación fue interrumpida e inició una batalla campal con ambas reinas, su suegra y su esposa, la reina Isabel II.

Embed from Getty Images

El deseo del príncipe Felipe por nombrar a sus hijos Mountbatten desató una larga disputa familiar por casi diez años, ya que sus deseos fueron derribados cuando el ex primer ministro, Winston Churchill, la reina María y la Reina Madre, decidieron que ese no iba a ser el rumbo que se iba a tomar.

Embed from Getty Images

Según los informes de la época, aquello afectó profundamente al ex comandante de la Armada Real, al punto que cuando la reina Isabel II estaba embarazada de su tercer hijo en 1960, pidió hablar con el primer ministro, Harold Macmillan, para revisar nuevamente aquel tema que tanto había disgustado a su marido desde 1952. El primer ministro recordaba claramente las palabras de la reina.

La reina quiere mucho a su esposo e intenta hacer todo lo posible para que esté feliz y satisfecho, pero lo que más me molesta es la actitud casi brutal del príncipe hacia ella sobre todo esto.

Embed from Getty Images

La disputa se arregló once días antes del nacimiento del príncipe Andrew, cuando la reina hizo una nueva declaración en el Consejo Privy estipulando que ella había adoptado el apellido Mountbatten-Windsor como el nombre para todos aquellos descendientes que no gozaran del título de su Alteza Real.

Quizá te interese: Expertos en lenguaje corporal revelan los secretos que esconden los gestos del príncipe Felipe

Embed from Getty Images

Posteriormente vinieron tiempos más complicados, en particular para la reina, ya que en los años subsiguientes, los matrimonios de tres de sus cuatro hijos habían terminado y toda la familia había sido la atención de múltiples escándalos en medios de comunicación.

Embed from Getty Images

Aunado a esto, un incendio estalló dentro del castillo de Windsor, además de agregar las muertes de la princesa Diana en 1997 y la muerte de la Reina Madre en 2002, así como la muerte de su propia hermana, la princesa Margarita, en el mismo año.

Embed from Getty Images

Sin duda, ser la reina de Inglaterra no es un trabajo fácil, pero estamos seguros de que ninguna mujer podría hacerlo mejor que la reina Isabel II, quien ahora disfruta de una familia cada vez más grande y próspera. 

Quizá te interese: La melancolía de la reina: Expertos explicaron por qué Isabel II nunca le sonríe a su esposo