Una madre descubrió la “descabellada” travesura de sus hijos y quedó entre el llanto y la risa

Familia y niños

April 16, 2019 22:35 By Fabiosa

No es ninguna novedad que los niños disfrutan de hacer travesuras, en especial cuando sus padres no los están mirando. Por eso, es importante que los adultos tengan cuidado con los objetos que dejan al alcance de sus hijos.

No obstante, hay veces que ni todas las precauciones del mundo son suficientes para evitar que los más pequeños se metan en problemas. Este fue el caso de Stephanie Plucknette, una enfermera de Texas, Estados Unidos, que se encontró con una sorpresa algo amarga al regresar del trabajo.

Teddy, su hijo mayor, se las ingenió para encontrar la rasuradora de cabello de su padre y decidió que era una buena idea jugar a la peluquería. Mientras nadie los veía, aprovechó para hacer alarde de sus habilidades estilísticas y les dio nuevos peinados a sus dos hermanos menores.

Entre la risa y el llanto, Stephanie compartió en redes sociales su reacción al ver el resultado final de las aventuras de sus pequeños. Conmocionada por lo que había hecho Ted, comenzó a llorar frente a la cámara, pero no pudo evitar soltar una carcajada nerviosa cuando vio cómo había quedado su hija, Eloise. 

Mi sobrino encontró la rasuradora eléctrica y se volvió loco.

Con paciencia, trató de llevarles tranquilidad, en especial a la niña, quien comenzaba a darse cuenta de lo que había sucedido. Mientras inspeccionaba el daño más de cerca, Eloise le preguntó si podía "ponerle más cabello" a su cabeza porque "parecía un niño". Stephanie le aseguró que se veía hermosa y le dijo que no se preocupara porque "el cabello vuelve a crecer", aunque no pudo contener la risa frente a la situación.

Por desgracia, la cabellera de los tres niños era insalvable, por lo que Stephanie y su marido tomaron la decisión drástica de rasurarles la cabeza por completo para que el pelo les vuelva a crecer parejo. En otro video compartido por el tío de los pequeños, se los puede ver con su nuevo “peinado”.

No obstante, los padres no han revelado aún cómo quedó Eloise, por lo que su apariencia se ha convertido en el mayor misterio de esta historia. Si bien muchos internautas están ansiosos por ver a la niña, es muy probable que Stephanie haya decidido no exponer a su hija para evitar que sea blanco de críticas o de burlas.

Si bien esta es la pesadilla de muchos padres, no caben dudas de que la inocencia y la dulzura de los niños transformaron una situación de crisis en uno de los momentos más hilarantes y tiernos de la semana. 

Esta historia sirve para recordar la importancia de supervisar a los más pequeños del hogar en todo momento y que, frente a la adversidad, no hay mejor remedio que la risa. Además, la actitud de Stephanie demuestra que una madre perfecta no es la que no comete errores, sino la que es capaz de mostrar amor aún en los momentos de mayor tensión.