Qué causa pesadillas a tus niños y 3 cosas que puedes hacer para evitarlas

Familia y niños

April 20, 2018 00:12 By Fabiosa

Si después de luchar para su niño se duerma a las pocas horas se agita, grita, suda, respira agitadamente o despierta llorando no debes alarmarte, posiblemente sea una pesadilla y aunque sea una situación que puede dar miedo no hay que preocuparse de más. Pero con algunos consejos puedes ayudar a los más pequeños a que estas experiencias sean menos desagradables.

Las pesadillas en niños o parasomnias infantiles son muy comunes en niños pequeños. Comienzan a partir del primer año y la frecuencia aumentará entre los 2 a 6 años, afortunadamente con los años serán menos frecuentes.

¿Qué causa las pesadillas?

Las pesadillas son un reflejo inconsciente de ansiedades, preocupaciones y miedos. Muchas veces pueden sentirse muy reales y los niños despertarán exaltados.

Aunque todas las personas tienen pesadillas, sí hay factores que influyen:

  • La ansiedad.
  • Las preocupaciones.
  • El dolor.
  • Los miedos.
  • Algunos medicamentos.
  • Las inseguridades.
  • El estrés.
  • Situaciones como: el divorcio de sus papás, una muerte de una persona cercana, cambios de entornos (una mudanza), problemas escolares o acostarse poco después de jugar o ver contenidos violentos.

Quizá te interese: Estudio revela que las personas que duermen demasiado tienen más pesadillas

¿Tienen alguna consecuencia?

Las pesadillas muy recurrentes afectan la inteligencia y el crecimiento de los niños como lo explica el médico pediatra y neurofisiólogo Eduard Estivil: Los niños que duerme mal producen menos hormonas y esto puede afectar en el crecimiento.

La hormona del crecimiento se libera durante el sueño, y además del crecimiento regenera los daños producidos en el cuerpo día a día.

Estivil además habla de la relación con el intelecto: Se producen menos conexiones entre neuronas y esto afecta el coeficiente intelectual.

¿Qué hacer si son fuertes las reacciones a las pesadillas?

  • Despierta al niño.
  • Busca darle calma.
  • No preguntes sobre la pesadilla, evita que lo recuerde.
  • Hazlo sentir seguro: 'Estamos aquí', 'nada malo pasará'.

¿Cómo evitar las pesadillas si son muy frecuentes?

  • Ayúdalo a dormir: La luz tenue y música relajante puede ayudar. Puedes cantarle, contarle cuentos (nada de terror) o darle un masaje.
  • Evita que duerma agitado: No dejes que vea nada violento antes de dormir, que no escuche historias que puedan causar miedo, ni que tenga alguna actividad física violenta.
  • Habla con tu niño: Cuando tenga pesadillas pregunta al otro día cuando esté en calma cuales son sus miedos y preocupaciones, un buen modo de aprender a identificarlos es hablando de la pesadilla.

Estas medidas no eliminan los sueños ya que son un proceso normal en el cuerpo, pero harán que sean mucho más llevaderas y menos frecuentes.

Recuerda darle sensación de seguridad y en los días con más pesadillas dormir acompañado o abrazado a su peluche ayudará.

Fuente: BebésyMás, ElPaís

Quizá te interese: Estudio científico dice que mamá tenía razón: Los niños tienen que dormir temprano para crecer