VIDA REAL

11 Tipos frecuentes de infidelidades y los motivos que conducen a la pareja a engañar

April 20, 2018 19:00

En una relación amorosa a nadie le gusta ser engañado. La infidelidad hiere la confianza en una pareja y la oportunidad del perdón suele desaparecer por completo. Mientras algunas personas ni siquiera se percatan como llegaron a convertirse en infieles, otros toman este comportamiento como una práctica habitual. No todos los casos están movidos por los mismos motivos y eso hace que existan diferentes tipos de infidelidades.

Por eso, hoy te queremos compartir una lista de los diferentes tipos de infidelidades que se pueden cometer, en función de los diferentes objetivos o causas que llevaron al comportamiento desleal.

Según la naturaleza de la atracción hacia otra persona.

A veces nos sentimos atraídos hacia alguien, sin que aparentemente lo podamos explicar. Ese deseo puede ser del tipo emocional, porque compatibilizamos por nuestras características, o sexual, porque nos atrae algo más físico.

1. Infidelidad emocional. Muchas personas consideran que la infidelidad emocional no es una traición si no se consuma en lo físico. Sin embargo, esto no es del todo cierto, porque cuando encontramos a alguien que emocionalmente nos llena más que nuestra pareja oficial, comenzamos a crear lazos más sólidos que ocasionalmente nos hará querer llegar a la parte más física.

2. Infidelidad sexual. En estos casos se encuentran las personas que no pueden evitar sentirse atraídos hacia alguien que no es su pareja, incluso, cuando también sienten atracción por su novia o novio. En este tipo de infidelidad generalmente siempre se consuma el acto de la traición física.

Según las presiones sociales que la motivan.

Muchas personas son movidas a cometer adulterio por ciertas presiones sociales. Esto no los exime de su culpa, sino que hay que entenderlo como casos que son movidos por razones ajenas a su propio deseo.

1. Infidelidad de reconocimiento. Este es el más típico ejemplo de infidelidad en hombres, que se sienten presionados por dar el ejemplo de que son bien machos y con un apetito sexual voraz. Muchas veces lo hacen como una forma de validarse en los grupos en que se mueven.

2. Infidelidad del final. Esta suele desencadenarse cuando sabes que ya tu relación ha terminado, porque acabó el amor. Como no has tenido el valor para romper antes de engañar, sucumbes a la presión de tener un “Plan B” cuando uno de los 2 se decida a acabar el compromiso. Generalmente la infidelidad se convierte en la razón del final.

3. Infidelidad obligada. Este tipo de infidelidad ocurre cuando uno de los 2 miembros de la pareja no está satisfecho sexualmente, y es habitual entre los hombres. Si tu pareja no te da lo que quieres o necesitas, sientes que tienes el derecho de buscarlo en otro lado.

Quizá te interese: Para saber si de verdad se perdonará al infiel, quizá sea hora de hacerse estas preguntas

Según la forma en que se llegó a cometer la infidelidad.

El cómo, el por qué y el cuando llegas a cometer una infidelidad es diverso. A veces las cosas ocurren espontáneamente, mientras otras necesitas buscar y crear el momento. En este sentido, pueden ser hechos planificados o de oportunidad.

1. Infidelidad Planificada. Es aquella que generalmente empieza con la atracción emocional, tienes tiempo de ir preparando la consumación física del acto. Es algo que totalmente deseas y que dedicas tiempo a preparar, ya sea para la conquista o para crear el momento indicado.

2. Infidelidad de oportunidad. Este tipo de infidelidad generalmente ocurre por una atracción sexual fuerte, o circunstancias como la bebida o el consumo de sustancias adictivas. Y por lo general está asociada a un comportamiento esporádico, que no es habitual en la persona.

Según la frecuencia y prolongación de las relaciones.

Para muchas personas la infidelidad se convierte en una rutina, o en una vida oculta que pueden llevar por décadas. En función de la frecuencia y el tiempo que suelen durar las aventuras extramaritales podemos clasificar las infidelidades en 4.

1. Infidelidad ocasional. Generalmente estas ocurren sin una planificación previa, por una atracción muy fuerte y suelen ser muy cortas, probablemente no más de 2 encuentros de relaciones intensas.

2. Infidelidad por necesidad obsesiva. Algunas personas no pueden simplemente vivir en la monogamia. El tema sexual se convierte en una adicción por lo que suelen buscar relaciones extraoficiales. Se trata del hecho de estar con personas diferentes durante períodos cortos de tiempo, pero con bastante frecuencia.

3. Infidelidad habitual. Este es el tipo de infidelidad que suelen llevar las personas que sucumben ante las presiones sociales, como los infieles por reconocimiento. Tienen relaciones con personas que repiten, pero que no suelen ser muy duraderas.

4. Infidelidad por amor verdadero. También está el caso de los infieles que aseguran amar a 2 personas a la vez. En estos casos suelen cometer 1 infidelidad y mantienen las 2 relaciones durante varios años.

Como puedes ver, existen muchos tipos de infidelidades, y el hecho de que unas puedan doler menos que otras no las hacen menos traición. Dos de los aspectos más importantes para preservar las buenas relaciones amorosas son la comunicación y la sinceridad. Si crees que tienes problemas con tu pareja habla con ella: traten de resolver sus problemas juntos y siendo honestos. Si es necesario, soliciten ayuda psicológica, un especialista es la persona más indicada para brindar la guía que necesitan.

Quizá te interese: 6 Preguntas que deberías hacerte para entender por qué te miente tu pareja


El material en este artículo solamente tiene fines informativos y no reemplaza el asesoramiento de un especialista certificado.