Una madre instaló una cámara oculta y descubrió horrorizada que su marido abusaba de su hija de 14 años

Familia y niños

May 16, 2019 01:57 By Fabiosa

El abuso sexual infantil es uno de los crímenes más aberrantes que existen y, a pesar de su prevalencia, sigue siendo un fenómeno silencioso que no suele denunciarse. De acuerdo a estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 1 de cada 5 mujeres y 1 de cada 13 varones reportaron haber sufrido abusos sexuales durante su infancia.

271 EAK MOTO / Shutterstock.com

Contrario a la creencia popular, los niños y niñas enfrentan un mayor riesgo de sufrir un abuso en su propio hogar y por parte de algún familiar o persona cercana, ya que estas tienen mayor cercanía con las víctimas y se aprovechan de la confianza que otorga el trato cotidiano. De acuerdo a un informe del Departamento de Justicia de los Estados Unidos (NSOPW), esta situación se corresponde con aproximadamente el  90 % de los casos. Solo el 10 % de los perpetradores son desconocidos para las víctimas.

Anna Aiva / Shutterstock.com

En muchas ocasiones, estos delitos no dejan evidencia física, por lo que las víctimas solo se valen de su testimonio para lograr obtener justicia. Por eso, muchas veces estos actos aberrantes no se denuncian por miedo a no ser tomados en cuenta o a ser desestimados. Para evitar esto, una mujer española tomó medidas drásticas para proteger a su hija de los abusos de su progenitor.

POJ THEVEENUGUL / Shutterstock.com

Ante la sospecha de que su esposo podría estar abusando de su hija de 14 años, esta mujer decidió instalar una cámara oculta en la sala de su casa. No obstante, jamás imaginó que sus peores temores se confirmarían. Con las evidencias en la mano, radicó la denuncia y presentó el video como prueba de  las vejaciones a las que era sometida su hija. Ese mismo día, la policía detuvo al agresor y al momento se encuentra a disposición del juzgado local.

palidachan / Shutterstock.com

Gracias a su instinto y accionar, la mujer pudo resguardar a la joven y protegerla del hombre que debía cuidarla. Los expertos en comportamiento infantil enumeran una serie de signos y señales a los que los padres deben permanecer atentos ya que pueden indicar que un menor está siendo víctima de abuso sexual. Es importante hablar con los niños y buscar ayuda si se notan algunas de estos patrones de conducta:

  • Sufren pesadillas frecuentes y tienen problemas para dormir.
  • Se vuelven retraídos.
  • Tienen episodios explosivos de angustia.
  • Sufren ansiedad y depresión.
  • Expresan rechazo a quedarse solos con alguna persona en particular.
  • Tienen un conocimiento inapropiado y anómalo de la sexualidad para su edad, que se expresa mediante comportamientos y lenguaje sexualizados.

Brian A. Jackson / Shutterstock.com

Ante la sospecha de que un niño es víctima de abuso, es importante evaluar la situación y actuar de manera acorde. Se deben tomar todas las medidas necesarias para protegerlos y generar un ambiente adecuado para que el chico exprese lo que le pasó de forma espontánea, sin interrupciones y sin silenciarlo.

Natalia Lebedinskaia / Shutterstock.com

Además, es importante reforzar la idea de que nada de lo ocurrido es su culpa y de que es muy valiente por contarlo. Se le debe asegurar asistencia y protección y jamás se los debe obligar a enfrentar al adulto acusado ni a hablar del hecho en su presencia, ya que los agresores suelen controlar a sus víctimas a través del miedo y la coacción. En todos los casos, es imprescindible realizar la denuncia frente a las autoridades pertinentes.

Photographee.eu / Shutterstock.com

Esta información resulta elemental para poder proteger a los niños de estas situaciones que dejan secuelas de por vida. La escucha activa y el ojo atento son herramientas fundamentales para poder detectar que algo ocurre y romper con el ciclo de violencia.