Los médicos dijeron que era solo un sangrado de nariz. Días después recibía su primera quimio

Familia y niños

November 1, 2018 03:19 By Fabiosa

El cáncer en los huesos es una de las formas más extrañas en las que esta terrible enfermedad puede desarrollarse, incluso las posibilidades de sufrirla se reducen aún más en niños, pero este no fue el caso de este pequeño.

A finales del otoño de 2014, una familia originaria de Estados Unidos estaba muy feliz por la cercanía de Nochebuena y el Día de Navidad, pero no se esperaban que su hijo pasaría estas fechas en un hospital recuperándose de una cirugía y recibiendo su primera dosis de quimioterapia para tratar una forma agresiva de cáncer en los huesos.

Durante una visita a Disneylandia, el pequeño Luke tuvo una simple hemorragia nasal; su abuela y padres pensaron que no era nada y que se debía al clima seco de noviembre. Cuatro días después, el niño comenzó a sangrar constantemente por su nariz. Tras varias visitas a varios especialistas, todos le decían que no debía preocuparse. Increiblemente, a este niño le sucedió algo muy parecido en otra parte del mundo y los médicos tampoco le prestaron mucha atención.

 No obstante, gracias a la insistencia de su madre, Luke fue referido a un otorrinolaringólogo que descubrió una masa dentro de su seno nasal superior. Necesitaba una tomografía para saber qué estaba pasando exactamente; de esta manera, los exámenes mostraron una masa del tamaño de un dedo meñique descansando horizontalmente detrás de la parte superior de la nariz.

 

Quizá te interese: Este niño dibujó con una tiza algo que cambiará la imagen que tienes de los refugiados

 

Lamentablemente, las palabras del médico fueron muy desalentadoras al revelar que la masa era realmente un tumor maligno. Como consecuencia de este diagnóstico, la familia tuvo que enfrentar por un año una de las batallas más duras de su vida y someter a Luke a dos cirugías muy fuertes y a un largo proceso de quimioterapias. Al igual que Luke, esta familia también supo lo difícil que es batallar contra el cancer

Por suerte y gracias a la terquedad de su madre al negarse a creer que ese sangrado era algo tonto, Luke está fuera de tratamiento y libre de cáncer ahora. Ha pasado casi un año desde su último tratamiento de quimioterapia y todos sus seres queridos rezan porque esto no cambie.

Una de las cosas más importantes en esta historia es rescatar la tenacidad de la madre de Luke al nunca descansar con las respuestas vagas de los primeros médicos.

Afortunadamente, la zona en la que el tumor de Luke comenzó ayudó a que su tumor se notara más por el sangrado. Sin embargo, no todos los casos de cáncer de hueso darán esta señal de advertencia. Por ello, debes estar atento a alguno de estos síntomas que se explican en el sitio web especializado en salud Mayoclinic:

  • Dolor óseo
  • Hinchazón y sensibilidad cerca del área afectada
  • Debilitamiento de los huesos
  • Cansancio
  • Pérdida de peso involuntaria

¿Cuándo ver a un médico?

Solicita una cita con tu médico si tu hijo presenta un dolor que va y viene en sus huesos el cual no desaparece con analgésicos de venta libre.

En definitiva, no cabe duda que el caso de Luke debe servir de ejemplo para muchos padres en el mundo, nunca debemos tomar la salud de nuestros hijos como algo sin mucha importancia.

Fuente: Westernjournal

Quizá te interese: Un niño de 2 años despertó del coma justo cuando sus padres aceptaron desconectar su soporte vital