Síndrome de Fowler: la terrible enfermedad que no permite que esta mujer orine desde hace 5 años

Familia y niños

August 27, 2018 21:01 By Fabiosa

¿Imaginas pasar 5 años de tu vida sin poder orinar luego de haber dado a luz? Esta es justamente la historia de Rachel Ingram luego de haber tenido a su bebé en el año 2013.

Una de las cosas que más llama la atención en el caso de Rachel es que esta mujer ya era madre de un niño de dos años antes de haber tenido a su segundo. La ahora madre de dos pequeños estuvo en la sala de emergencias cinco días después de terminar el parto. En efecto, estas complicaciones hicieron que la inglesa, de 26 años, tuviera problemas para orinar.

Una vez Rachel volvió a casa, comenzó a tener infecciones del tracto urinario, dolor en la parte inferior del abdomen y a sentir que su vejiga estaba llena todo el tiempo. Un día, la situación empeoró, dado que no podía orinar y sufría mucho. Según sus palabras, "era como dar a luz, me retorcía de dolor". Como consecuencia de estos problemas, su madre la llevó a la sala de emergencias. Allí, los médicos le dijeron que sus síntomas no eran más que una simple infección del tracto urinario.

Sin embargo, un ultrasonido mostró que había dos litros de líquido en su vejiga. Luego de ver los resultados, las enfermeras procedieron inmediatamente a poner un catéter y la trasladaron en ambulancia a otro hospital donde la operaron de emergencia el mismo día.

Desde entonces, el dolor y la incapacidad para orinar se han convertido en su rutina diaria. Los médicos le diagnosticaron el síndrome de Fowler, también conocido como trastorno primario de relajación del esfínter. Esta enfermedad sólo afecta a las mujeres y les impide vaciar su vejiga debido a un problema en la uretra, parte del cuerpo que permite que el esfínter se contraiga y se pueda orinar.

 

Quizá te interese: ¡Ouch! 7 Señales de advertencia de que padeces de cáncer de próstata que no deberías ignorar

 

Debido al síndrome de Fowler, Rachel Ingram sufre mucho y toma hasta 230 tabletas por semana para aliviar el dolor, prevenir infecciones del tracto urinario y cálculos renales. Su enfermedad, hasta el sol de hoy, le ha causado dos septicemias e infecciones sanguíneas potencialmente mortales. La inglesa explicó que pasa la mayor parte de sus días en cama y que, además, tuvo que dejar de trabajar. No obstante, lo más doloroso para ella es no poder pasar tanto tiempo con sus hijos como le gustaría y que su marido tenga que cuidar de ella.

¿Qué es exactamente esta enfermedad?

Natali_ Mis / Shutterstock.com

El síndrome de Fowler es una retención urinaria en mujeres jóvenes. La causa real de esta mal se encuentra en la incapacidad del esfínter uretral para relajarse. El esfínter uretral es un músculo circular que controla la liberación de orina desde la vejiga a través de la uretra y fuera del cuerpo. Se ha descubierto que las mujeres con el síndrome metabólico llamado síndrome de ovario poliquístico son mucho más propensas a tener este síndrome.

Existen varios tratamientos para este mal. La primera es instalar una especie de marcapasos en la parte inferior de la columna vertebral con el fin de que este envié señales al cerebro y la vejiga cuando se necesita orinar, pero lamentablemente esta solución no ha funcionado en Rachel Ingram.

Actualmente, tiene un catéter que permite que la orina sea evacuada dentro de una bolsa conectada a ella. Pero su vida puede transformarse en un año, ya que está en lista de espera para una cirugía de vientre que le permitirá drenar la orina.

En definitiva, la razón de Rachel para querer hacer su historia pública no es más que crear conciencia sobre su enfermedad, la cual es poco conocida. Esperamos que su caso mejore y que otras mujeres encuentre en su relato palabras de aliento.

Fuente: Soy Carmin

Quizá te interese: 5 síntomas tempranos del cáncer de vejiga que se manifiestan tanto en hombres como mujeres