FAMILIA Y NIÑOS

A pesar de que no era su hijo, oficial de policía amamantó a un bebé que lloraba en un hospital

August 17, 2018 19:39

El instinto maternal es uno de esos puntos que compartimos casi todas las mujeres. No importa en qué parte del mundo hayamos nacido, es una parte fundamental de nuestra existencia sentir que ayudamos a un recién nacido que nos necesita, incluso cuando no sea nuestro hijo. En este sentido, una oficial de policía en Argentina cumplió con su deber como madre al amamantar a un bebé ajeno que no dejaba de llorar en un hospital.

Celeste Ayala, una agente bonaerense de 35 años, se sintió conmovida hace poco y realizó uno de los actos más hermosos que puede llevar a cabo una mujer: amamantar a un niño ajeno. En efecto, la oficial estaba de servicio en el hospital de niños de La Plata, Buenos Aires, cuando notó que el llanto de un chiquitín no se detenía a pesar de todos los intentos de las enfermeras por calmarlo.

 

Las profesionales de la salud trataron de pasear al niño, alimentarlo con un biberón y cantarle, pero ninguna de estas estrategias funcionó para calmar su llanto. Por tal razón. Celeste sugirió que ella conocía como solucionar este problema de lágrimas y gritos y pidió permiso para amamantarlo.

No obstante, el hermoso gesto no pasó desapercibido y su compañero de turno, Marcos Heredia, tomó una foto para inmortalizar el momento. La imagen fue subida inmediatamente a las redes sociales y se volvió viral al poco tiempo.

 

Quizá te interese: Llegó justo a tiempo: Una policía colombiana amamantó a una bebé abandonada y así salvó su vida

 

El oficial compartió la imagen con un fantástico mensaje que rendía homenaje a su compañera:

Quiero hacer público este gran gesto de amor que tuviste hoy con ese bebito, que sin conocerlo no dudaste y por un momento cumpliste cómo si fueras su madre.


Celeste y Marcos trabajan oficialmente en un comando de patrullas de Berisso. Sin embargo, esa noche fueron destacados al Hospital de La Plata para cubrir a unos compañeros que habían sido dado de baja por una intoxicación.

Toda esta serie de acontecimientos coincidió para que los agentes fueran trasladados justamente esa noche a un lugar donde eran realmente necesitados. De acuerdo con la versión de Celeste, ella les dijo a los médicos que su instinto materno le hizo sentir que el pequeño tenía hambre. Por tal razón, preguntó si podía colaborar en la situación, tras ser autorizada, comenzó a darle el pecho al niño hasta que se calmó.

En definitiva, el gesto de la agente bonaerense no fue poca cosa y tiene todo el sentido del mundo que se haya viralizado de tal manera en las redes sociales. Esperamos que Celeste nunca pierda esa calidad humana y siga ayudando a más personas en su trabajo.

Fuente: Clarin

Quizá te interese: Una jugadora de hockey amamantó a su bebé en los vestidores, la foto del momento ha enloquecido a las redes