Una radiografía reveló cómo un niño pequeño podría morir de asfixia sólo por comerse una uva

Familia y niños

April 25, 2018 17:07 By Fabiosa

Aunque las uvas son un bocadillo saludable para los más pequeños, muchos padres no se dan cuenta de lo que pueden causar estas no tan diminutas frutas si no se cortan al servirlas.

Tono Balaguer / Shutterstock.com

Las uvas nunca deben ser servidas a los niños sin cortar, sino que también es muy importante saber cómo cortarlas para evitar problemas. Por ello, estas frutas siempre deben ser seccionadas a lo largo para que no se alojen en la garganta de los niños; ya que el ancho de la uva es del mismo tamaño que el de sus vías respiratorias.

Esta advertencia es para todos los padres que aun tienen a sus niños muy pequeños. Angela Henderson, una bloguera australiana, demostró este punto compartiendo una imagen de rayos X de una uva que se quedó atrapada en la garganta de un niño de 5 años. La imagen se está volviendo viral como un duro recordatorio para los padres.

 

Quizá te interese: Este niño murió ahogado 48 horas después de haber nadado: inaudito, pero hay explicación científica…

Esto fue lo que escribió la australiana para acompañar la impactante foto en su Facebook:

Padres, por favor, ¡se los pido! Corten siempre las uvas y los tomates pequeños que le dan a sus hijos. Así como ustedes, ellos también tienen prisa en muchas ocasiones y no mastican su comida. La diferencia es que ellos pueden asfixiarse por esto.  Tengan cuidado.

Según Angela, al niño que se le tomó la radiografía se le tuvo que operar bajo los efectos de anestesia general con el fin de salvarle la vida y extraerle la uva.

Tim UR / Shutterstock.com

La madre del pequeño dio el permiso para que compartiera esta foto con todos sus seguidores y así poder hacer un llamado de atención a todos los padres para que no cometan sus mismos errores.

El médico que realizó el procedimiento dijo lo siguiente:

Tiene mucha suerte de que una parte de su vía respiratoria estuviera abierta, de lo contrario esto podría haber terminado mal.

En definitiva, es responsabilidad de los padres prestar atención a estos consejos y cuidar a sus hijos al máximo con el fin evitar accidentes indeseados.

Fuente: Metro

Quizá te interese: Este chico escuchó un llanto débil muy cerca de él ¡y se atrevió a arriesgar su vida!