ESTILO DE VIDA

De "eternamente bella" a horrorizar a sus fans: los cambios en la cara de Ale Guzmán con los años

December 4, 2019 21:34

Llegaron las primeras 5 décadas de Alejandra Guzmán y las ha tomado muy mal, pues a medida que avanzan los años, la intérprete no deja de espantar a sus seguidores con las evidencias de los procedimientos estéticos que le han atrofiado sus facciones.

Aunque en la actualidad La Guzmán ha quedado casi irreconocible, los cambios no fueron espontáneos, por lo que es momento de ver con claridad cómo se ha distorsionado la imagen la intérprete con el paso del tiempo.

Sus inicios.

La hija de Enrique Guzmán y Silvia Pinal tenía lo mejor de sus padres, lo que la convirtió de inmediato en el centro de atención en cuanto inició su carrera, pues contrastaba su aspecto dulce, con su música rebelde.

Además de tener rasgos finos y música distinta que la coronaría más tarde como La Reina del Rock, Ale también presumía una forma de moverse única, que la convirtió en una de las mujeres más deseadas del momento.

La maternidad.

Tener a Frida Sofía no fue un pretexto para descuidar su aspecto, aunque su rostro cambió bastante, pues convertirse en madre le trajo un sinfín de nuevas emociones que repercutieron en su apariencia; sin embargo, seguía luciendo natural.

Con el paso de los años y el auge de las tendencias, La Guzmán empezó a experimentar nuevos estilos, como cejas finísimas que apenas y enmarcaban su rostro o maquillaje exagerado con peinados alocado, pero entonces, los cambios eran reversibles y no tenían consecuencias fatales.

El inicio del bisturí.

Llegaron los 40 y con ello, Ale empezó su carrera contra el tiempo. Su rostro comenzó a parecerse cada vez más al de su madre, pero seguía conservando sus rasgos naturales a pesar de que ya empezaba a someterse a distintas intervenciones para evitar que se notara la edad.

De pronto, La Guzmán perdió el control de las cirugías y su vida quedó en peligro por un procedimiento fallido que podría haber marcado el momento perfecto para que se detuviera; no obstante, ese era solo el principio.

El deterioro total.

Cumplió 50 años y el temor por envejecer se hizo más evidente que nunca, pues muchos han encontrado estilizaciones de nariz, pómulos, tratamientos interminables y otros procedimientos que, en conjunto, han logrado aterrorizar a sus seguidores con cada nueva imagen.

Entre filtros en sus fotos, cirugías, procedimientos, malas decisiones y la edad haciendo de las suyas, el rostro de Alejandra Guzmán se convirtió en objeto de críticas constantes, pues ya no queda nada de la joven dulce que inició su carrera sin perder la naturalidad.

A pesar de todo, La Reina de Corazones sigue defendiendo su apariencia, no detiene su carrera y ha hecho oídos sordos de los consejos por dejar las intervenciones, pues aunque le imploran que deje de deformar su cara, la cantante sigue empeñada en hacer su voluntad sin importar las consecuencias, como siempre lo ha hecho.