ESTILO DE VIDA

“La que se va de Televisa es usted”: mamá de La Chimoltrufia revela atrocidades de Florinda Meza

11 de enero de 2020

Los cambios en la personalidad de Chespirito después de dejarse llevar por el carácter explosivo de Florinda Meza se convirtieron en un secreto a voces que poco a poco fue confirmándose con los testimonios de otras celebridades como Jacqueline Andere, quien fue consuegra del cómico en el tiempo que Chantal y Roberto Gómez Fernández estuvieron casados y se vio obligada a soportar a la actriz.

Procurando no entrar en detalles, Jacqueline habría confesado lo especial del carácter de Florinda y aseguró que mientras su hija y el hijastro de la intérprete estuvieron juntos, no fue posible establecer la relación que hubiese querido en otras circunstancias. Pero no es la única que ha revelado su opinión sobre el carácter de la mujer.

El poderío de Florinda.

La mamá de La Chimoltrufia en el programa Chespirito, Anabel Gutiérrez, tardó más de 40 años en romper el silencio sobre el poder absoluto que Meza obtuvo en Televisa desde que ganó el corazón de Gómez Bolaños, el cual se convirtió en un peligro para los compañeros de reparto en las producciones del comediante.

Amedrentada todavía por el pasado, Anabel se negó incluso a pronunciar el nombre de la actriz, pero confesó que terminó bañada en llanto más de una vez por las exigencias de Florinda en el estudio, lo cual, solo le trajo problemas con los directivos, pues según recuerda, terminó amenazada con ser despedida de la televisora si alguien volvía a verla derramando lágrimas causadas por su colega.


No niega su personalidad imperiosa.

El carácter tan fuerte de Florinda le ha traído una infinidad de problemas a lo largo de los años; sin embargo, jamás ha negado ser una mujer temperamental. Al contrario, ha reconocido en más de una ocasión que empleó esa fuerza para plantarle cara a las personas que quisieron abusar de su esposo de alguna u otra forma con el paso de los años.


Pero dejó que la furia ganara.

Aunque el punto de vista de Meza es muy respetable e incluso podría considerarse “noble” desde su perspectiva, lo cierto es que la actriz permitió ser invadida por su temperamento explosivo al grado de convertirse en la pesadilla de celebridades y reporteros, pues llegó un punto en el que parecía no existir forma de detener sus desplantes hacia cualquier persona que no fuese Chespirito.


Con la partida del comediante, Florinda quedó a la deriva sin nadie a quien proteger y eso hizo que su furia cediera un poco, pero no se ha dejado llevar por el arrepentimiento ni una sola vez y continúa su vida como si jamás hubiese dañado a tantas personas a lo largo de su carrera. Además, sigue empeñada en cuidar aunque sea la tumba de Chespirito con los mismos bríos de antaño que la convirtieron en la villana de Televisa y el temor de sus compañeros.