ESTILO DE VIDA

Jacky Bracamontes revela los suplicios por los que aborrece salir de vacaciones con sus hijas

January 10, 2020 20:54

Para muchas familias, llevar la cuenta de los días que faltan hasta el siguiente descanso es lo único que logra hacerlos superar las semanas agotadoras en el trabajo y la escuela, pues la promesa de escaparse, aunque sea un fin de semana, convierte la rutina en esperanza por un respiro.

Tom Wang / Shutterstock.com

No obstante, hay familias como la de Jacky Bracamontes que sienten las vacaciones más como un suplicio que como un momento para desconectarse del ajetreo, pues en su caso, con 5 pequeñitas demandando atención y un sinfín de aditamentos para viajar, la conductora pasa por el peor estrés con cada “descanso” que pretende darse.

Sin temor a las represalias que pudiera llevarle su sinceridad, Jacqueline se destapó como nunca con todas las penurias que pasa al salir de vacaciones en familia, pues necesita al menos tres maletas, todo un libro de documentos y permisos, así como algunos extras espaciosos pero necesarios entre los que hay tinas, carriolas y hasta esterilizadores.


Aunque se podría pensar que la práctica constante la ha hecho dominar la tortura de preparar todo lo necesario con cada nuevo viaje, la realidad es que Bracamontes parece agotarse más con las vacaciones que siguiendo la rutina, por lo que no es de extrañar que salga a solas con su esposo y deje a sus hijas en casa.

Entre ciudades lejanas, paisajes de ensueño y hoteles lujosos, Jacky posa verdaderamente feliz junto a Martín cada vez que tienen la oportunidad de salir sin compañía, pues a pesar del amor tan grande que tienen por su familia numerosa, los viajes todavía no son algo que puedan disfrutar todos.

Para bien o para mal, las pequeñas de la conductora están creciendo a pasos agigantados, por lo que en menos tiempo del que cree posible, sus hijas estarán viajando por su cuenta y tal vez hasta entonces sea cuando Jacky mire hacia atrás con añoranza hacia aquellas vacaciones en las que cargaba más que los nómadas.