ESTILO DE VIDA

Dos matrimonios y un rotundo fracaso: La polémica historia de Marga López y Carlos Amador

December 2, 2019 20:40

La actriz Marga López marcó un hito dentro de la Época de Oro del cine mexicano gracias a sus grandes actuaciones en 82 películas, tal como Muchachas de uniforme, Soledad, Dueña y señora, Callejera y La dama del alba, entre muchas otras. ¿Cuál es tu favorita?

De origen argentino pero naturalizada mexicana, Marga conoció a su esposo, el productor y empresario mexicano Carlos Amador, durante una gira por Latinoamérica en 1936. Cupido los flechó intensamente y seis años después se casaron para formar una familia con sus dos hijos, Carlos y Manuel.

¿Amor o necedad?

El tórrido romance de Marga y Carlos duró algunos lustros hasta que decidieron divorciarse porque se les acabó el amor, o al menos eso pensábamos todos.

En 1961 la pareja sorprendió al mundo cuando decidieron volver a contraer nupcias, solo que el matrimonio duró mucho menos. Durante esa segunda etapa, Marga y Carlos compartieron dos películas, La edad de la inocencia y Cri-cri, el grillito cantor.

A pesar de que como esposos no pudieron funcionar, ambos mantuvieron una buena relación como amigos hasta el día en que Carlos perdió la vida, tal como lo explicó Magda en su momento.

Antes que nada fuimos grandes amigos. Lo recuerdo como el hombre bueno que fue, como el padre de mis hijos y como un hombre que me dio todo su cariño y me hizo feliz. Compartimos muchísimas cosas, las cuales aún recuerdo con mucho amor.

Pocas personas podrían expresarse así de sus ex, ¿no lo crees?

El verdadero amor de Magda.

Tras separarse de Carlos, Magda encontró el amor verdadero en el actor Arturo de Córdova, con quien estuvo nueve años hasta que la muerte lo arrancó de su vida, pero poco tardaría Magda en alcanzarlo también al cumplir 81 años y fallecer de una arritmia cardiaca.

No importa que las cosas entre Magda y Carlos no funcionaran a pesar de las muchas oportunidades que se dieron, al final la actriz encontró al amor de su vida y todo el tiempo estuvo rodeada de cariño y dicha.