ENTRETENIMIENTO

España y otros estados europeos aceptan recibir a los 147 migrantes del "Open Arms" en su país

August 16, 2019 21:33

En un mundo como el nuestro, en el que las guerras, la hambruna y la pobreza se hacen cada vez más presentes en la sociedad, existen personas que aún no pierden la esperanza de cambiar la vida de cientos de miles de individuos.

Open Arms es una de las organizaciones internacionales que busca hacer un gran cambio en este planeta, pues su misión es proteger, en el mar, a todas aquellas personas que intentan llegar a Europa mientras huyen de conflictos bélicos y de la persecución y la discriminación.

Muchos países de Europa también decidieron formar parte de este proyecto y decidieron ponerse manos a la obra para poder ayudar a esta empresa socorrista. España, por ejemplo, ya expresó que desea aportar su propio granito de arena y anunció que acogerá a una parte de los migrantes que estén a bordo del barco Open Arms.

Según fuentes gubernamentales, España accedió a hacerse cargo de algunos de los rescatados del barco conforme a un acuerdo europeo marcado por la colaboración entre los demás países miembros.

Asimismo, el ejecutivo de Pedro Sánchez accedió a participar en este modelo de reparto equilibrado para ofrecerle una solución inmediata a los 147 migrantes provenientes de Libia y cuyas condiciones de salud e higiene son deplorables.

El gobierno de España está trabajando con la Comisión Europea y otros países de la UE para lograr una solución común, europea, ordenada y solidaria a la situación del buque Open Arms, situado en estos momentos en aguas territoriales italianas.

Tanto Francia como Alemania también han unido fuerzas para solventar esta crisis. Ambos países accedieron a recibir a una parte de los náufragos, aunque, a diferencia de España, ellos no solo ayudarán a los migrantes del Open Arms, sino, también, a los del buque Ocean Viking, que contiene un total de 350 inmigrantes a bordo.

Esperamos que los dos barcos privados de rescate, el Open Arms y el Ocean Viking, puedan atracar pronto en un puerto con las personas rescatadas en el mar. Para que eso sea posible, Alemania está dispuesta en estos dos casos a participar de nuevo en una solución de distribución europea.

Sin embargo, no todos los países de la UE se mostraron solidarios ante esta problemática. Se anunció que el ministro italiano, Matteo Salvini, se negaba a abrir su puerto a las ONG con migrantes a bordo, a menos que hubiera un acuerdo entre los estados miembros para repartirse equitativamente a los náufragos.

La actitud que adoptó este funcionario público, inmediatamente, causó desprecio entre los demás países miembros y lo tacharon de insolidario. Según ellos, era imposible dividir de esa manera por toda Europa a los ocupantes nuevos.

Pese a que Italia ha mostrado resistencia a permitir el acceso de migrantes en su país, los demás estados siguen mostrándose optimistas, pues, con su ayuda, creen que la situación de todos estos individuos podrá cambiar favorablemente en sus tierras.

El buque Open Arms lleva más de 15 días varado en aguas mediterráneas. No se debe olvidar que hay más de 300 vidas en juego. Estos inmigrantes solo desean encontrar un nuevo hogar en un lugar más pacífico, así que solo queda esperar un poco más para que su sueño finalmente pueda cumplirse. ¿Qué opinas sobre la actitud de España? ¿Y sobre Italia?