Hoy es el amoroso esposo de Meghan, pero recordemos cuando Harry era el chico rebelde de la realeza

Celebridades

June 22, 2018 22:52 By Fabiosa

El príncipe Harry se ha convertido en el hombre más admirado y deseado del mundo durante los últimos años; sin embargo, su matrimonio con la actriz estadounidense Meghan Markle parece haber aumentado su popularidad, pues ahora todas las mujeres anhelan encontrar un esposo como él. Lo que muy pocas recuerdan es que antes de ser el nuevo miembro de la realeza más tranquilo y públicamente amoroso, Harry fue el miembro más rebelde de todos sus contemporáneos en esta casa real, el “chico malo” de la monarquía británica. Vemos algunos de los momentos que marcaron la reputación del joven príncipe.

1. Se desnudó en Las Vegas.

Embed from Getty Images

El príncipe pensó que lo que pasaba en Las Vegas se quedaba en Las Vegas, cosa que normalmente es cierta a menos que seas un miembro de la realeza. Como era de esperar, los presentes no dudaron en fotografiarlo y, posteriormente, vendieron las fotos a los medios por altas sumas de dinero.

2. Se besó con una “amiguita” sobre el capó de un auto.

No fue nada grave, se trataba del príncipe a alguna “amiguita” no identificada con quien decidió darse una buena ronda de besos. Corría el año 2001 y Harry aún estaba muy joven. Pero como si esto no fuera suficiente, también lo fotografiaron con una chica montada encima, con sus piernas alrededor de la cintura del joven príncipe.

3. Fue a rehabilitación durante un día.

Embed from Getty Images

De acuerdo con los medios, el príncipe Carlos obligó a Harry a visitar el centro de rehabilitación Featherstone Lodge durante un solo día para que se diese cuenta de cómo terminaría si seguía descomponiendo su vida con alcohol y algunos experimentos con drogas.

4. Hizo chistes obscenos y bebió de una prótesis de pierna.

Embed from Getty Images

La verdad, no hay manera de describir este hecho en la vida del joven  príncipe. Todo ocurrió durante un viaje de Harry a South Pole, donde hizo llorar a más de uno con sus chistes pasados e tono, pero esto no fue todo, el joven también se atrevió a beber champán de una prótesis de pierna. Todo un bochorno para la familia real inglesa.

Quizá te interese: Sacrificio real: el príncipe Harry renunció a una parte de su herencia para ayudar a su hermano mayor

5. Se enfrentó con los fotógrafos.

Embed from Getty Images

En el año 2004, el joven príncipe se hartó de los fotógrafos y se enfrentó a ellos a la salida de un club nocturno. Como resultado, todos terminaron heridos. El príncipe resulto golpeado con una de las cámaras dada la gran multitud que lo acosaba. Cuando quiso defenderse y empujó una de las cámaras, terminó por cortarle el labio a uno de los paparazzi.

6. Rompió el protocolo y besó a su novia en público.

Embed from Getty Images

Harry fue capturado besando a su novia, Chelsy Davy, durante un concierto en el 2007; un desatino rotundo para la realeza. La pareja salió desde el año 2005 al 2010 y fue una de las invitadas a la boda real. Muchos afirmaron que la joven aún no había superado su relación con el príncipe cuando tuvo que verlo casarse con otra mujer.

7. Bebió directo de un coco.

Embed from Getty Images

Muchos quisieron imitar al joven príncipe luego de verlo beber directamente de un coco. Además, varios testigos afirmaron que ésta no había sido la primera vez, pues ya se le había visto antes en una fiesta de Miami bebiendo directamente de un coco luego de su ruptura con su novia de entonces, Cressida Bonas.

8. Se liberó en Croacia.

Pocas personas han visto esta grabación, a pesar de que quienes la han visto la califican de “muy buena”. En el video, se puede apreciar al joven príncipe disfrutando como nadie de un baile al ritmo de Michael Jackson. El público entendió que, a pesar de ser de la familia real, el príncipe era una persona normal que también quería vivir su vida.

9. Festejó hasta las 3:00 am un día antes de la boda de Guillermo.

Embed from Getty Images

El aporte de Harry para darle un toque de diversión l enlace nupcial de su hermano mayor fue quedarse festejando hasta las 3:00 la noche anterior a la gran boda real. Asimismo, también saltó sobre la baranda del balcón del hotel Goring, lo que le produjo una herida en su pie. Parece que le príncipe hace lo que sea en nombre de la diversión y la buena vibra.

10.  Sostiene la mano de Meghan en los eventos protocolares.

Embed from Getty Images

Llegamos al año 2018 y el príncipe no da señales de querer seguir el protocolo real. A pesar de que la familia tiene reglas muy claras sobre las demostraciones de afecto en público, Harry ha hecho caso omiso a ellas y sostiene la mano de Meghan desde que eran novios e incluso en los eventos oficiales, a diferencia de su hermano, Guillermo, a quien nunca se le ve intercambios amorosos con Kate.

Tal parece que el príncipe le dio muchos dolores de cabeza a la realeza a lo largo de su vida y, aunque hoy es un hombre enamorado y felizmente casado, da muestras  visibles de que debe existir un balance en la vida y que del protocolo real, sólo aplica lo que a él le parece acertado y conveniente.  ¡Todo un chico malo y rebelde!

Fuente: Cosmopolitan

Quizá te interese: El Príncipe Harry casi perdió la vida cuando estaba en Afganistán con su regimiento militar