CELEBRIDADES

La propuesta de Raphael que terminó en un matrimonio de 45 años

Date May 16, 2019 22:12

Tras 60 años de carrera ya sabemos el éxito que logró amasar Raphael al convertirse en uno de los artistas con más presentaciones en vivo, pues apenas y se ha detenido desde sus inicios en 1959. Lo que pocos saben es la historia de amor que protagoniza desde hace 45 años y sigue fuerte contra todos los pronósticos.

Rafael Martos venía de una familia humilde donde cada centavo era ganado con el sudor de la frente de su padre, quien trabajaba como albañil y fue hasta que cumplió la mayoría de edad, cuando el cantante pudo despegar en su carrera musical para dejar atrás los problemas económicos que marcaron su infancia.

Siempre centrado en sus canciones, nunca se supo de ningún romance que tuviera el intérprete, hasta que su vida dio un giro el 29 de junio de 1968 cuando vio por primera vez a Natalia Figueroa, periodista que se robó su corazón desde el primer instante en que sus caminos se cruzaron.

Natalia era una joven sencilla y sin pretensiones a pesar de provenir de una familia noble de Madrid, pues era hija del marqués de Santo Floro y nieta del conde de Romanones, con lo que su noviazgo al lado de Raphael fue mal visto desde el principio.

Se decía que él la cortejaba por interés, pero para cuando se conocieron, Raphael ya tenía una fortuna ganada a pulso que superaba a la de la familia de Natalia, por lo que lo suyo era amor puro que demostraba en citas cada vez que estaba en la ciudad, y con postales que le enviaba a su enamorada desde cada lugar que visitaba.

Meses después, el cantante supo que no podía más y le pidió matrimonio a Natalia, aunque en ese momento ella pensó que era una broma, no tenía idea que Raphael se lo decía en serio y estaba dispuesto a lo que sea por compartir una vida juntos, aunque eso implicara tener que pedirle la mano de su novia al marqués de Santo Floro.

El padre de Natalia ya tenía mala fama de negarse a los cortejos de su hija tras rechazar al actor de cine Vicente Parra, pero luego de una reunión con Raphael, el futuro suegro no tuvo más remedio que ceder ante la personalidad encantadora del cantante, con quien creó una amistad que duró hasta que el marqués perdió la vida.

Con el permiso otorgado, Raphael y Natalia organizaron una boda “secreta” en Venecia a la que logró colarse un puñado de reporteros que acertaron en la fecha, hora y lugar, y que tuvieron el privilegio de ser invitados por la pareja a compartir de ese primer día de tantos que vendrían por delante.

Embed from Getty Images

Desde entonces había rumores sobre las preferencias de Raphael, que tenía ciertos comportamientos y formas de hablar por las que muchos rumoraban que fuera homosexual, y pensaban que su matrimonio con Natalia duraría poco tiempo antes que él decidiera seguir su corazón, pero al casarse ya lo estaba haciendo.

Así, contra todo pronóstico, celebraron 45 años de matrimonio en el 2017, luego de tener 3 hijos y de incontables presentaciones que ha dado Raphael desde entonces, sin mirar atrás por un segundo para imaginar su vida de otra manera.

Ahora que celebra 60 años de carrera y que ha acumulado premios que van desde la mejor voz infantil en 1952, hasta el Disco de Uranio por vender 50 millones de discos entre 1964 y 1980, y qué decir de su reciente premio Platino de honor por su trayectoria en el cine, que lo ha hecho uno de los artistas más reconocidos y galardonados de todos los tiempos.

Con esto, no cabe duda que el éxito era parte de su vida, así como lo fue el matrimonio con Natalia Figueroa, a quien sigue amando tanto como el primer día y con quien seguramente pasará otros 45 años más.