CELEBRIDADES

“Nunca creamos una relación de amistad”: Plutarco Haza sobre su historia con Ludwika Paleta

July 10, 2019 23:36

A sus 40 años, Ludwika Paleta ha llevado una vida llena de intensidad debido al temprano inicio de su carrera como actriz. Con solo 19 primaveras, la joven contrajo matrimonio con el actor Plutarco Haza, quien se convirtió en el padre de Nicolás, su primer hijo.

Aunque la pareja tuvo un matrimonio que duró 9 años, los problemas iniciaron mucho antes de que se oficializara el divorcio. De hecho, en los medios de comunicación circularon rumores sobre infidelidades de parte de los dos.

Finalmente, en 2008, los padres de Nicolás anunciaron que ya estaban separados y pidieron respeto hacia su vida privada. Además, aseguraron que harían todo lo necesario para que su hijo saliera adelante a pesar del divorcio.

Y, de hecho, así fue. Ludwika y Plutarco siguieron en contacto durante varios años para ponerse de acuerdo en todas las decisiones que tenían que ver con el adolescente. Sin embargo, parece que esta relación fue muy distante y nunca llegó a convertirse en una amistad.

El actor explicó a la revista Hola, que después de su divorcio solo se relacionó con su exesposa para los asuntos relacionados con su rol como padres y que, tan pronto como su hijo llegó a la mayoría de edad, este contacto entre ellos terminó por completo.

Ella y yo nunca creamos una relación de amistad, simplemente fue una relación de “negocios” y el “negocio” era Nicolás.

Al parecer, las diferencias y las traiciones dejaron una huella imborrable que les impidió reconstruir una relación diferente. Sin embargo, ambos lograron rehacer su vida y encontrar la felicidad con nuevas familias.

Ludwika comparte su vida con Emiliano Salinas, con quien formó un nuevo hogar y trajo al mundo a los encantadores mellizos Bárbara y Sebastián, quienes ya tienen 2 años de edad.

Por su parte, Plutarco encontró nuevamente el amor en Ximena del Toro, con quien recibió recientemente a su hijo Leonardo.

Por fortuna, los malos tiempos ya pasaron para ellos y, después de tener éxito con la crianza de Nicolás, ahora recibieron en sus hogares a esos nuevos bebés que llegaron para iluminar nuevamente sus vidas.