CELEBRIDADES

Julia Roberts iba a casarse con un actor famoso, pero lo abandonó por su mejor amigo horas antes de la boda

July 4, 2019 18:16

Julia Roberts es una de las actrices de Hollywood más famosas a nivel mundial. Su belleza, su talento y su sonrisa característica le han valido el sobrenombre de “la novia de América” y la convirtieron en una de las mujeres más influyentes y millonarias del medio.

Getty Images / Ideal Image

En 1999, la actriz protagonizó Novia fugitiva, una de las películas más taquilleras de la década, junto a Richard Gere. Ella interpretaba a Maggie Carpenter, una joven que había abandonado a una serie de muchachos minutos antes de pasar por el altar. Sin embargo, pocos recuerdan que Roberts tenía bastante en común con el personaje.

A principios de la década de 1990, Roberts había iniciado una relación con el actor británico Kiefer Sutherland. La prensa del corazón estaba obnubilada con la flamante pareja y los seguía a todos lados. Con apenas 23 años, los dos anunciaron su compromiso y empezaron a planear lo que se conoció como “la boda de la década”.

Embed from Getty Images

Si bien hubo rumores de peleas e infidelidad, Sutherland y Roberts continuaron con todos los preparativos para la ceremonia que se llevaría a cabo el 8 de junio de 1991. Apenas 72 horas antes de la boda, todo parecía estar listo para que los actores dieran el sí frente a sus amigos y familiares, todo menos la novia.

Embed from Getty Images

En uno de los escándalos más resonados de aquellos tiempos, Roberts se escapó a Irlanda junto con el actor Jason Patric, quien era amigo de Sutherland. Los amantes fugitivos se refugiaron en un hotel, pero como uno de los empleados habló con la prensa, terminaron por esconderse en la casa de campo de Adam Clayton, bajista de la banda U2.

Embed from Getty Images

Los publicistas de Roberts y Sutherland quisieron calmar las aguas y anunciaron que la boda solo se había pospuesto, pero con el paso de los días, fue imposible esconder la realidad de que la ceremonia jamás se celebraría.

Hoy, los dos actores rehicieron su vida por separado. Sutherland estuvo casado con Kelly Winn hasta 2004, cuando presentaron su divorcio. Por su parte, Roberts tuvo varias parejas famosas, pero terminó por encontrar el amor verdadero en los brazos del camarógrafo Daniel Moder, con quien se casó en 2002.

Según el biógrafo de la actriz, Mark Bego, este episodio marcó negativamente su personalidad ya que durante años tuvo problemas para confiar en los hombres. Dos décadas más tarde, el mismo Sutherland rompió el silencio y dijo en una entrevista que Roberts fue muy valiente al tomar la decisión, ya que la atención mediática que atraían terminó por desgastar la relación.

Para los actores, todo el escándalo quedó en el pasado. Por fortuna, los dos pudieron salir adelante y continuar con sus exitosas carreras.