NOTICIAS DE CELEBRIDADES

Por su actitud rebelde, Meghan Markle se ganó un apodo en el Palacio Real

November 22, 2018 17:23

Hace seis meses la Casa de Windsor le dio la bienvenida oficial a un nuevo miembro cuando Meghan Markle caminó por el pasillo de la Capilla de San Jorge para convertirse en la esposa del príncipe Harry.

gettyimages

Al hacerlo, hizo historia, convirtiéndose en la primera mujer de ascendencia afroamericana en casarse con un miembro de la Familia Real.

Sin embargo, el cambio que provocó no ha terminado, incluso podría decirse que apenas comienza.

Quizá te interese: Meghan Markle tuvo que aprender a beber té "correctamente" antes de conocer a la Reina Isabel II

Meghan y su actitud hacia las reglas.

Desde el momento en que salió por primera vez en público con su futuro esposo, Meghan desafió a la Convención Real, ya sea por su gusto por los diseñadores no británicos o por su excesivo uso del negro, que tradicionalmente en la realeza se viste en luto.

gettyimages

Quizá te interese: Los 5 protocolos reales que la reina Isabel le impuso a Meghan Markle ahora que está embarazada

Se dice que este espíritu rebelde ha provocado disgusto por parte de la Reina, quien es una persona que se adhiere a las reglas.

gettyimages

Si bien se cree que ella y Meghan tienen una relación cálida, se percibe cierto grado de tensión entre las dos en numerosos eventos, donde la ahora duquesa de Sussex no ha seguido el ejemplo en cuanto a protocolo se refiere.

Su carácter y hábitos le valieron un nuevo apodo.

Algunnos medios de comunicación británicos informan que la duquesa de Sussex se levanta temprano a las 5 am todos los días.

Una vez despierta y rebosante de ideas, envía una serie de mensajes de texto a su equipo, algo así como 6 o 7 por día.

gettyimages

Este último informe podría despejar las dudas sobre la reciente huída masiva de miembros del personal de Meghan y del equipo de Harry. La semana pasada se reveló que la pareja había perdido a tres miembros importantes del personal de su equipo desde que se casaron en mayo.

gettyimages

Lo más notable es que la nueva recluta de Meghan, una asistente personal llamada Melissa, supuestamente entregó su renuncia por su foma de ser excesivamente glamorosa.

Su tenacidad no ha pasado desapercibida con los ayudantes de palacio que, según se dice, le otorgaron el apodo de "huracán Meghan".

Es muy difícil para Meghan obedecer órdenes.

Cuando se trata de la etiqueta, la esposa del príncipe Harry escoge cuáles reglas quiere seguir y también lo hace su marido, en realidad. El duque y especialmente la duquesa de Sussex a menudo han roto el protocolo real, más que su hermano el príncipe Guillermo y su esposa Kate Middleton, convirtiéndolos en la pareja real más importante en la monarquía ceremonial de una sociedad británica moderna, que durante siglos ha estado vinculada por los valores cristianos tradicionales.

gettyimages

Durante el año pasado, desde el compromiso con Harry, la duquesa de Sussex está abriéndose camino a su propia manera como miembro de la realeza con su comportamiento y estilo, muy distante a lo que se espera de una monarca.

Meghan se ha convertido en un verdadero huracán para la familia real, y un modelo a seguir para un sector del pueblo británico que aplaude su tenacidad y valentía al enfrentarse a siglos y siglos de tradiciones.

Quizá te interese: ¡Meghan lo volvió a hacer! Otro vergonzoso error de etiqueta y, esta vez, frente a la Reina