La reina de Dinamarca quiere la mejor tumbas de todas y la mandó a construir hace 15 años

Celebridades

May 14, 2018 16:49 By Fabiosa

La reina Margarita de Dinamarca ha robado la atención de la realeza británica con sus extravagancias. Es esta ocasión, con el sarcófago muy peculiar donde descansarán sus restos, que tiene un valor de 3 millones de euros.

El esposo de Margarita, Enrique de Laborde de Monpezat, murió el 13 de febrero y, sólo 3 meses después, el gran sarcófago salió a la luz, lo que pareció sorprendente para muchos, pero en realidad la reina preparaba desde hace 15 años el espacio donde la enterrarían; una preocupación un tanto extraña de la reina que ahora tiene 78 años.

Este sarcófago ha dado qué hablar y hasta hay un documental donde se registra el proceso, es que es todo un hecho inusual que la reina pidiese algo así, más cuando la muerte es un tema que pocas personas quieren tratar. Pero ella quiso estar prevenida y quiere llevar lo mejor de los lujos de sus tierras del reino de Dinamarca.

Lujo y significados en el lugar donde descansarán sus restos.

Ella no pidió por capricho un sarcófago de más de 3 millones de euros, cada cosa en este trabajo tiene un por qué. El hombre que lo pudo hacer realidad se llama Bjørn Nørgaard y el destino final de este ataúd será en la Catedral de Roskilde, específicamente en la Capilla de Santa Birgitta.

El material principal de esta obra de Nørgaares es vidrio y es elaborado con arenisca de Francia, en honor a su esposo que era de este país.

Quizá te interese: 7 “reglas” curiosas de la realeza británica: incluyen pintarse las uñas, comer ostras y jugar Monopoly

Los pilares del sarcófago tienen mármol de Groenlandia, granito danés y basalto feroés, los países pertenecientes al reinado.

Cada pilar tiene ornamentos de plata con forma de cabezas de elefante por la Orden del Elefante, la orden de caballeros de mayor importancia en el reino.

La casa real de Dinamarca compartió con mucho orgullo el espacio donde descansarán los restos de su reina danesa en un futuro, pero es que con tanto simbolismo que tiene para ellos es un honor mostrarlo.

Otros de los elementos con significados son unos ornamentos de cristal tanto de la reina como de su fallecido esposo. Un hermoso modo de enaltecer el amor que mantuvieron por unos asombrosos 51 años.

Aunque el trabajo fue hecho para la reina y quien fuese su pareja como es la tradición, este último pidió que lo incineraran y alegan que fue una venganza por sus frustraciones por no poder ser rey.

De hecho, pidió que sus restos los echaran al mar, un lugar que hace mucho contraste con el sarcófago de 3 millones de euros.

Fuente: SoyCarmín

Quizá te interese: 19 tradiciones un tanto extrañas que la realeza británica tienen con los recién nacidos