NOTICIAS DE CELEBRIDADES

Blake Lively fue el cuerpo celestial más brillante de toda la alfombra roja de la Gala del Met 2018

May 15, 2018 16:52

Una de las cosas más llamativas de la Gala del Met 2018 fue su alfombra roja, en la que todas las celebridades brillaron bien sea por su buen gusto o su falta de glamour. En este sentido, la alfombra no hubiera estado completa sin una demostración de alta costura de Blake Lively.

Lively, de 30 años, pisó el famoso Museo Metropolitano de Arte de Nueva York al mejor estilo de una modelo de su categoría. Para muchos expertos, la diva fue la mejor vestida de la noche. 

El tema de la Gala de este 2018 era "Cuerpos Celestiales: Moda e imaginación católica". Por ello es que la gran mayoría de los artistas se presentaron con diseños un tanto estrafalarios. Sin embargo, en el caso de Lively, su vestido Versace personalizado con bordados reales, un corpiño adornado con joyas y una falda completa que fue la sensación.

Se calcula que sus accesorios superaban los 2 millones de dólares en joyas de Lorraine Schwartz, incluyendo un halo hecho a la medida con más de 100 quilates de diamantes de champán desnudo, un par de pendientes de esmeraldas colombianas de 30 quilates y diamantes, un brazalete de oro, tres anillos de diamantes. rubíes y, por supuesto, su anillo de compromiso ovalado personal de Lorraine Schwartz.

 

Quizá te interese: Con estos vestidos, podrás brillar más que cualquier otra - ¡Es la nueva moda!

Quien se ausentó esa noche fue su esposo Ryan Reynolds, pero esto no fue problema, porque fue acompañada por su segundo chico favorito: el diseñador de zapatos Christian Louboutin.

Este año marca la novena participación de Lively en el baile. Se sabe que en marzo dijo en una entrevista que su "look" del 2018 iba a ser "su vestido favorito". Igualmente, la modelo aseguró que hubo un equipo de trabajo de dos personas que se dedicaron por más de 600 horas a confeccionar su obra de arte.

Lively recurrió a sus diseñadores de accesorios, Lorraine Schwartz y Christian Louboutin, para crear accesorios únicos para su conjunto.

A comienzos de año, Lively confesó que se había puesto en contacto con Lorraine Schwartz y  Christian Louboutin para comenzar a trabajar en el vestido.

En definitiva, nada del dinero, el tiempo o la creatividad que se invirtió en su atuendo y accesorios fueron un desperdicio; pues la chica brilló por todo lo alto.

Fuente: Vogue

Quizá te interese: ¿En qué estaban pensando estos diseñadores? Las 5 famosas peor vestidas del Met Gala 2018