Los 5 errores más bochornosos en las bodas reales que Harry y Meghan deberán evitar a toda costa

Celebridades

May 15, 2018 23:21 By Fabiosa

Las bodas reales son eventos multitudinarios que se preparan con meses y meses de anticipación para que sean perfectos y no haya duda de la grandeza de la familia real. Sin embargo, la realeza no está excenta de cometer errores. Por ello, el príncipe Harry y Meghan deberían tomar nota de los 5 errores más recordados en las bodas reales de las últimas décadas.

1. Una diadema rota a última hora.

Incluso la imperturbable reina Isabel II tuvo que lidiar con un percance en su boda: una diadema rota. La Tiara Fringe fue entregada a la reina Isabel el día de su boda, pero el peluquero real la rompió. Ese día, hicieron que la policía escoltara a los talleres de la Casa de Garrard a un experto en el tema para buscar una solución. Ese mismo día se logró arreglar diadema y se le envió a la reina para que se casara con ella.

2. Lengua enredada.

gettyimages

En retrospectiva, fue una señal siniestra sobre el futuro del matrimonio de la princesa Diana y el príncipe Carlos. Diana le cambió el nombre a su esposo sin querer cuando dijo "Philip Charles" en lugar de "Charles Philip". Sin embargo, Lady Di tenía una capacidad única entre las masas y su error hizo que la gente la quisiera más al mostrarse más humana.

3. Un paseo a caballo.

Es normal estar familiarizado con el término novia fugitiva, pero ¿qué pasa con el termino caballo fugitivo? Eso es exactamente lo que sucedió cuando la procesión del Duque y la Duquesa de Cambridge salió de la Abadía de Westminster después de que se casaron. Según fuentes muy fieles, uno de los caballos de la procesión se asustó por el jolgorio de la multitud y arrojó al guardia de caballería que lo montaba al asfalto. Ni el caballo ni el guardia resultaron heridos.

 

Quizá te interese: Los 5 errores que casi arruinan la boda real de Kate y William, pero que Harry se niega a repetir

4. El anillo era demasiado pequeño.

Deslizar el anillo de boda en el dedo de la novia es un ritual que ni siquiera un príncipe real se atrevería a desafiar, pero ¿qué pasa si el anillo no encaja? Eso es lo que le pasó al príncipe Guillermo durante su intercambio de votos con Kate Middleton. Resulta que Kate había tenido antes el famoso anillo de compromiso de Diana redimensionado para ajustarse a su dedo porque se le estaba resbalando.

Sin embargo, este nuevo cambió fue un poco exagerado y el príncipe debió luchar un poco para poder poner el anillo a su esposa. En la actualidad, este pequeño percance es motivo de chistes en la familia.

5. Ramo olvidado.

gettyimages

La princesa Nathalie zu Sayn-Wittgenstein-Berleburg de Dinamarca se retrasó porque olvidó traer su ramo de flores a la iglesia. Menos mal que sólo tardaron diez minutos en llegar, porque ese retraso, sin duda, hizo que Alexander Johannsmann, el novio, se pusiera muy nervioso.

En definitiva, estos errores ya son parte de la historia de las bodas reales y forman parte de una lista muy graciosa que demuestra que los reyes tienen un  gran parecido con el resto del mundo.

Fuente: Rd

Quizá te interese: Ya hay fecha para la tercera boda real del año: Alessandra de Osma y el príncipe Christian de Hanover