El comportamiento extraordinario de esta mamá gorila que no puede dejar de sonreír al mirar a su bebé

Animales

April 11, 2019 18:40 By Fabiosa

Los nacimientos son motivo de celebración la mayoría de las veces, aunque sin duda hay ocasiones que traen consigo más alegría y esperanza que otras, como cuando se recibe a un nuevo ejemplar de una especie en peligro de extinción.

En el zoológico de Dublín todos celebran la llegada de un nuevo bebé gorila que ha reavivado la ilusión de preservar a esta especie amenazada, si bien el acontecimiento ya fue rápidamente opacado por el comportamiento extraordinario de los padres primerizos.

Quizá te interese: Una mamá gorila y su bebé tuvieron un reencuentro muy dulce tras ser separadas desde su nacimiento

Desde el momento en que recibieron a su pequeño, ninguno de los dos se ha podido separar del otro, sentando un ejemplo de amor y felicidad incluso para los humanos, tal y como lo ha contado Helen Clarke-Bennett, líder del equipo de Llanuras Africanas del zoológico.

Aún no se sabe el género del gorila debido a que Kafi no se ha separado ni un segundo de su bebé desde el nacimiento y comenta Clarke-Bennett que las habilidades maternales que ahora pone en práctica de forma excelsa la gorila fueron aprendidas con el tiempo, tras ver a otras madres gorilas dar a luz y cuidar de sus hijos.

En cuanto a Bangui, asegura Clarke-Bennett que es un padre atento, pues permanece cerca de su familia en todo momento para protegerlos y pasa la noche cerca ellos. Este comportamiento y con lo bien que se ve Kafi desde que se convirtió en madre, hacen crecer las expectativas para que dentro de muy poco la familia de gorilas se reintegre con el resto.

Quizá te interese: ¿Un animal completamente encerrado en un coche? ¡Ahora es legal romper la ventana y salvarlo!

Este nuevo miembro del zoológico ha levantado las esperanzas para preservar a su especie, pero por ahora, es el infinito amor en la mirada de Kafi y las constantes sonrisas al ver a su bebé, las que nos llenan de ternura con cada fotografía.

Kafi y Bangui podrán ser gorilas, pero no cabe duda de que su forma de actuar incluso como padres primerizos nos inspira para imitarlos y compartir todo el cariño con las personas que más queremos.

Quizá te interese: Este concurso salvaje nos tiene a todos con una risa animal