Su perro murió por no prestarle atención en la playa y permitirle hacer algo prohibido

Animales

September 22, 2018 01:26 By Fabiosa

El dueño de un perro en Florida está destrozado tras perder a su amado compañero de siete años por envenenamiento de agua salada después de un día en una playa canina. Muy pocas personas lo saben, pero los perros se pueden intoxicar en la playa. ¿Quieres saber cómo sucedió este trágico hecho?

WFLA News Channel 8 / YouTube

Chris Taylor conoció a su perrito cuando el pequeño solo tenía sólo 3 meses de edad. Desde entonces, fueron los mejores amigos durante siete años, uno al lado del otro, rara vez se separaban. El can, apodado O.G., amaba una cosa más que cualquier otra: el agua.

Mientras Chris estudiaba en la Universidad del Sur de la Florida para convertirse en maestro de escuela secundaria, O.G. estaba esperándolo pacientemente hasta que papá guardara los libros y lo llevara a la playa, es decir, esta no era la primera vez que la pareja de compañeros iba junta al mar.

WFLA News Channel 8 / YouTube

Con el fin de recordar buenos tiempos, ambos visitaron la playa y jugaron durante horas en el agua. Esa noche, el perro comenzó a tener problemas estomacales y estuvo aletargado todo el martes. Para el miércoles, el cachorro no comía ni respondía.

 

Quizá te interese: Un perro esperaba que un niño se sentara a leerle, así que Facebook se encargó de llenar su agenda

 

Chris llevó a O.G. al veterinario, pero ya era demasiado tarde. Lamentablemente, el perro había ingerido mucha agua salada y los médicos le dijeron que los canes que toman grandes cantidades de agua salada pueden resultar con daño cerebral grave, deshidratación y convulsiones.

El agua de mar es venenosa para los perros.

Las señales de que tu perro puede haber ingerido demasiada agua de mar incluyen los siguientes síntomas:

  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Falta de apetito

Roger costa morera / Shutterstock.com

  • Letargo.
  • Inestabilidad
  • Sed y/o micción excesiva.
  • Te.mblores.
  • Convulsiones.
  • Coma.

Un perro que ha tragado demasiada agua salada también podría sufrir graves daños renales y, si no se trata, se deshidratará rápidamente, lo que podría ser fatal. Si notas algo mal o tu perro empieza a comportarse de forma extraña, tienes que llevarlo al veterinario tan pronto como sea posible.

Sergey Nivens / Shutterstock.com

Nunca debes dejar de llevar a tu perro a la playa por un día porque temes que ingerirá demasiada agua de mar. Es algo que nuestros amigos caninos realmente disfrutan y no hay nada mejor que jugar con ellos en la arena. No obstante, sólo ten mucho cuidado y vigílalo de cerca para asegurarte de que no empiecen a chapotear en las olas porque tienen sed.

En definitiva, para no repetir el mismo de caso de Chris y O.G., ofrécele agua limpia y fresca a tu perro siempre que lo lleves a la playa. No cometas el mismo error de este amante de los canes.

Fuente: Pet4homes

Quizá te interese: Remar en los rápidos puede ser muy divertido, pero para un perro resultó ser todo lo con