ANIMALES

Un simple vendedor de té en Pakistán está conquistando mujeres… ¡miles de ellas!

October 24, 2016 19:06

¿Qué sucede con este vendedor de té pakistaní que está volviendo loquitas a las mujeres en internet?

instagram

Debe ser un té delicioso, hecho con las plantas mágicas del jardín encantado, que desprende un aroma a primavera, y un sabor exquisito digno del paladar más fino… o quizás sean esos ojos azules y esa mirada penetrante.

Ahora que lo pienso, no creo que el té tenga nada que ver.

Hace poco escuché que habían expulsado a un hombre de Arabia Saudita por ser demasiado guapo, un tal Omar Borkan Al Gala.

Bueno, Omar, ahora tienes competencia, se llama Arshad Khan, tiene 18 años y es un Chaiwala (vendedor de té de India o Pakistán).

instagram

Una aspirante a fotógrafa profesional llamada Jiah Ali lo fotografió en el mercado Itwar Bazaar de Islamabad. Después simplemente subió la imagen a internet y la vida de Arshad cambió para siempre.

mensxp

4 días después de que su foto entro a la red electrónica, además de haber conquistado a miles de mujeres, Arshad consiguió un contrato de modelo para la página web Fitin.pk.

Por si eso fuera poco, el propio Arshad comentó a una cadena de televisión (que fue a entrevistarlo), que mujeres han ido a su puesto a visitarlo desde que su foto apareció en internet: “Unas 30 a 40 mujeres vinieron para conocerme y sacarme fotografías”.

twitter

Cuando la reportera le preguntó si estaría dispuesto a tomar papeles de películas o de televisión, Arshad no se hizo el difícil.

Incluso, los medios sociales se han fijado en su potencial, con esa mirada penetrante que lo ha convertido en “Trending Topic” de Twitter, en varios países del mundo.

twitter

Pero la cosa ha ido más allá, hay quienes aseguran que la adoración compartida del Chaiwala ha suavizado las tensas relaciones entre India y Pakistán.

Vaya, vaya, vaya, la vida tiene grandes sorpresas. Una foto bastó para que un simple vendedor de té en un mercado local se hiciera famoso, consiguiera trabajo de modelo, trajera paz a la región y arrancara suspiros a mujeres de todo el mundo… ¡ah, cómo adoro internet!