Este ingeniero se operó a sí mismo por temor a morir esperando cita en el seguro social

Estilo de vida y salud

September 26, 2016 16:00 By Fabiosa

El protagonista de esta historia es un ingeniero británico llamado Graham Smith que tras sufrir una mala praxis médica hace 15 años en el Hospital Aintree, en Liverpool decidió operarsea sí mismo por un problema en el intestino. Su caso ha sido replicado en muchos medios, ya que deja en evidencia el gran problema que existe en el sistema de salud global, incluso en los países más desarrollados.

liverpoolecho.com.uk

Pero no sólo se practicó la intervención él mismo, también fabricó los instrumentos que necesitó para ello. Unas herramientas que construyó con la ayuda de un amigo odontólogo, que le facilitó algunas piezas de titanio que Smith tuvo que adaptar para su operación, valiéndose de su formación como ingeniero.

liverpoolecho.com.uk

"Soy ingeniero y hago cosas que otras personas no pueden", le dijo a la BBC.

Tras ser operado en 2001, la sutura que le realizaron comenzó a molestarle tiempo después y en el 2011 regresó al mismo centro médico y pidió que le revisaran la herida. El hallazgo lo dejó estupefacto.

liverpoolecho.com.uk

Tenía aún los puntos de sutura y el dolor era tan fuerte que no le permitía caminar derecho. Así que pidió una cita médica para ser operado nuevamente, y, según Smith, jamás se la otorgaron. Por lo que decidió operarse él mismo, arriesgando su propia vida.

liverpoolecho.com.uk

El centro médico respondió rápidamente al enterarse de su historia, asegurando que la cita médica le acababa de salir y que el propio ingeniero la rechazó. Pero el hecho se viralizó en los medios y dejó en evidencia un terrible problema que padecen cientos de pacientes en distintas partes del mundo, que sufren consecuencias similares.

El dolor que sentía Smith era parte de una septicemia, una complicada infección que, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), se produce cuando el sistema inmunológico, o la forma en la que el cuerpo responde ante los organismos infecciosos, se sobrecarga.

liverpoolecho.com.uk

"Era un pequeño trozo de nailon que me sobresalía del abdomen. Media sólo 8 centímetros e incluía 12 nudos realmente apretados. Así que tuve que deshacer los nudos uno por uno. Soy un hombre nuevo. Durante 15 años he vivido encorvado, inclinado hacia la izquierda", dijo.

El Colegio Real de Cirujanos de Reino Unido desaprobó por completo la decisión de Smith, argumentando que peligraba la vida del mismo, pero como es de suponer al ingeniero no le importó en lo más mínimo.