NOTICIAS

El presidente de Francia demuestra que la diferencia de edad no importa en una relación basada en el amor

October 31, 2017 03:55

En los últimos años las historias de amor han contribuido a armar el relato político de las presidencias, sea por la relación amorosa entre Barack y Michelle Obama, Justin Trudeau y Sophie Grégoire Trudeau, la pareja real Kate Middleton y el Príncipe William, entre tantos otros romances que forman parte de la vida social de los líderes políticos y monárquicos del mundo. Pero hay una historia que, desde que salió a la luz pública, resultó ser bastante controvertida: se trata de la relación del presidente de Francia, Emmanuel Macron y Briggite Trogneux.

El 7 de mayo de 2017 Emmanuel Macron se convirtió en el vigésimo quinto presidente de Francia al derrotar a la candidata de extrema derecha Marine Le Pen, pero parte de lo impactó al mundo no es el hecho de que se trate de uno de los presidentes más jóvenes, con tan solo 39 años, sino su relación amorosa con su esposa actual.

Quizá te interese:  Las lecciones que Michelle Obama ha compartido para tener un matrimonio feliz, duradero y exitoso

Macron está casado con Brigitte Trogneux, su ex profesora de escuela que es 25 años mayor que él. Pero no solo la diferencia de edad es lo que causó revuelo, sino la complicada historia de amor de este par.

Brigitte conoció a Emmanuel a principios de los años 1990, estaba casada y era madre de tres adolescentes, tenía entonces 39 años, era profesora de francés y dirigía un taller de teatro en un instituto de la ciudad de Amiens. Al conocer al futuro presidente, entonces un alumno de 15 años, se sintió "totalmente cautivada" por su inteligencia.

Emmanuel, también perdidamente enamorado de su profesora, desafió todos los tabúes y le declaró su amor. Con 17 años, le declaró que no importaba cómo, pero que se iba a casar con ella. Pero los padres de Macron, de una familia conservadora, trataron de sacarle la idea de la cabeza enviándolo a un prestigioso instituto de París.

Pero Emmanuel no se rindió y viajaba con frecuencia a casa los fines de semana con la excusa de lavar ropa, pero en realidad se encontraba con su amada Brigitte.

Esta maestra francesa decidió renunciar a su matrimonio para unirse al joven de 18 años. Todos censuraban la relación y parecía condenada al fracaso, pero fue lo que menos pasó. Ambos se casaron en 2007 y se mudaron a París, a partir de allí Macron le prometió crearle un estatuto oficial de Primera Dama si llegaba al Palacio del Elíseo.

gettyimages

Y así fue, la Primera Dama de Francia, madre de 3 hijos y abuela de 7 nietos, declara que quiere dedicarse a la educación y la cultura, especialmente en los barrios periféricos.

Brigitte está siempre presente y sin ella no sería quien soy", dijo Macron, agarrando a su esposa de la mano ante los militantes entusiasmados la noche en que ganó la primera vuelta de las elecciones presidenciales.

gettyimages

No cabe duda de que cuando de amor verdadero se trata, la edad es un factor que no importa y esta pareja francesa del mundo de la política nos lo demuestra claramente al cautivar a la sociedad con su relación.

Fuente: La Nación

Quizá te interese:

Ni 25 años después la expareja presidencial ha dejado de demostrarse amor verdadero, así celebraron los Obama su aniversario

La historia y evolución de Melania Trump antes de convertirse en Primera Dama de los Estados Unidos