Un oficial de policía demuestra que es posible cumplir con su deber y ganarse el cariño de los ciudadanos

Animales

November 14, 2017 11:47 By Fabiosa

La mayoría de los niños quiere ser policía cuando sea grande y este buen hombre de Arkansas en Estados Unidos, demuestra que ese heroísmo con el que los niños ven a los hombres de azul, no es siempre sin causa. Este policía es la muestra de que se puede proteger a los ciudadanos y ganarse el cariño de ellos, al mismo tiempo.

En los últimos tiempos, parece algo casi normal la tendencia de ver a los policías de forma negativa. Muchas personas no se dan cuenta que la misión de los oficiales es la de proteger a los ciudadanos y mantener el orden. Pero casi siempre se les considera como tipos muy rudos que no interactúan nunca con la comunidad.

Ese no fue es el caso de Tommy Norman, un policía que lleva su trabajo un poco más allá. Tommy va todos los días al mismo barrio pobre después de cada turno. Él llega con meriendas, balones y mucho amor y atención para todos en la comunidad.

Quizá te interese: El departamento de policía necesitaba un nuevo relacionista público, el único candidato que se presentó fue este

Pero como siempre sucede, cuando uno siembra bondad, generosidad y humildad, recoge el agradecimiento de las personas a quien ayuda. Tommy sufrió hace algún tiempo un ataque al corazón mientras patrullaba, sufriendo un accidente en su auto que provocó su hospitalización.

Pero algo hermoso sucedió. Los mismos niños que ayudaba le hicieron una hermosa carta, mientras que sus padres hicieron cadenas de oración para que se recuperara rápidamente. Afortunadamente, Tommy logró salir del hospital y sigue en el día de hoy patrullando la ciudad, rodeado del cariño de todos.

Tommy es ya conocido en todo el país por su generosidad y las ganas que tiene de terminar con el crimen cambiando vidas en un barrio pobre.

Fuentes: Wikipedia, tnorman23 / Instagram

Quizá te interese: 2 niños viajan por su país para ofrecer a cada policía un regalo especial: derriten el corazón