Ejercicios que se pueden realizar a diario para acabar con la flacidez y tener unos senos firmes

Noticias

October 26, 2017 04:10 By Fabiosa

Tener unos senos firmes no es sinónimo de cirugía o poco pecho, hay muchos factores que ayudan a que el busto se mantenga firme con el tiempo, como los cambios de peso, alimentación, hábitos, vicios o incluso la misma genética.

Pero si hay algo que no sólo fortalece los senos, sino el cuerpo en general es el ejercicio, el cual podría marcar una gran diferencia. A continuación te presentamos dos ejercicios que puedes realizar a diario para fortalecer los músculos del pecho.

Ejercicio simple

Este ejercicio es muy simple, como lo indica el subtítulo, pero eficaz. Basta con sostener una pelota entre tus manos con los codos a la altura del pecho y presionarla. Puedes hacerlo mientras caminas o mientras miras una película, solo recuerda estar erguida, presionar repetidamente y hacer respiraciones profundas.

Al hacerlo sentirás cómo ejercitas los músculos que sostienen el busto. Sencillo, ¿verdad? Unos 40 minutos al día deberían ser suficientes para sentir los resultados.

Serie de ejercicios

Para este ejercicio se necesita:

  • Una superficie plana.
  • Una colchoneta, yoga mat o tapete.
  • Un par de mancuernas o dos bolsas o botellas con el peso que consideres adecuado.

1. Recostada y con las rodillas dobladas eleva las mancuernas con ambos brazos estirados. Baja ambos brazos hacia el pecho flexionando los codos y mantenlos abiertos a la altura del pecho. Luego eleva ambos brazos lentamente hasta estirarlos de nuevo.

2. Inclínate ligeramente hacia adelante con las rodillas flexionadas y deja que tus brazos caigan a la altura de tus hombros. Con los codos pegados al cuerpo, levanta las mancuernas hasta tu cadera y luego bájalas lentamente hasta volver a la posición inicial.

3. Este ejercicio es muy similar al #1, pero con ambas piernas elevadas. Además de trabajar el pecho, ejercitarás también la zona abdominal.

4. Similar al #2, excepto que debes mantener los codos abiertos esta vez. No olvides flexionar las rodillas.

5. Para este ejercicio puedes usar una sola mancuerna. Recuéstate sobre tu espalda y estira ambos brazos hacia arriba de tu cabeza. Manteniendo los brazos estirados, eleva la mancuerna hasta la altura de tu pecho y luego vuelve lentamente a la posición inicial.

6. Con los codos pegados al cuerpo, coloca las mancuernas a la altura de tus hombros. Eleva los brazos hasta estirarlos por encima de tu cabeza y luego vuelve a la posición inicial.

7. Este ejercicio requiere de mucho equilibrio, pero nada que no puedas lograr con un poco de práctica. Párate sobre una sola pierna y lleva tu peso hacia adelante mientras estiras la otra pierna hacia atrás. Recuerda alternar igualmente entre ambas piernas.

8. Probablemente odies las lagartijas, pero son un excelente ejercicio para el pecho. Un método más sencillo y que te ayudará a ganar fuerza, es empezar a hacerlas con las rodillas en el piso, pero el número de repeticiones tendrá que incrementarse.

Al inicio de tu entrenamiento puedes empezar haciendo 4 series de 12 repeticiones para cada ejercicio. Cada repetición debe durar entre 3 y 5 segundos, así que recuerda inhalar y exhalar en cada una.

Para acelerar más el efecto, puedes hacer todos los ejercicios en una sola serie y descansar un minuto entre cada serie. Estírate, respira y no hagas más esfuerzo del que tu cuerpo pueda soportar. Si te resulta muy difícil hacerlo todos los días, puedes hacerlo cada tercer día.

No te desanimes y recuerda, la perseverancia hará que veas resultados cuando menos lo imagines.

Fuente: Upsocl

Quizá te interese:

Desaparece tu dolor de espalda con estos 5 ejercicios tan fáciles como efectivos

Con estos ejercicios podrás eliminar ese odioso “bulto” que se forma a un lado del brasier…