NOTICIAS

Los Qanat, las obras maestras de la ingeniería civil con casi 4 mil años de antigüedad

October 13, 2017 22:08

La mayoría de nosotros reparamos en las grandes construcciones de la Antigüedad: las soluciones técnicas, el alto valor estético, el simbolismo de la arquitectura; pero dejamos de lado las grandes obras maestras de la ingeniería civil que se erigieron en tiempos de persas, griegos, egipcios y romanos.

Las primeras evidencias de la práctica de una ingeniería civil pueden localizarse en el año 4,000 y el 2,000 a. C. Quizás las obras que mayor impacto han generado a través del tiempo son los Qanat.

Los Qanat son un sistema de gestión de las aguas que se han localizado en varias regiones, incluyendo a China (la ruta de la seda), América del Sur, Irán, España, entre otros. La ciencia parece validar que sus primeros hallazgos pertenecen a la civilización mesopotámica.

Mesopotamia, la cuna de la civilización, fue el primer lugar donde surgió la necesidad de proteger las aguas. Fue por ello que construyeron túneles subterráneos para evitar la evaporación de las aguas.

Quizá te interese: Pasó 36 años de su vida excavando en la montaña y hasta estudió ingeniería ¡sólo para que su pueblo tuviera agua!

Para llevar a cabo esta obra maestra de la ingeniería civil, debe cavarse un pozo principal hasta llegar a la zona acuífera. Luego debe construirse un túnel horizontal hasta alcanzar al agua. El túnel debe mantener una inclinación adecuada que facilite el descenso del liquido, pero también la racionalización.

A este túnel principal se le llama pozo madre. A partir de él se levantan otros pozos secundarios, que conectan al horizontal con la superficie.

Este tipo de construcción requería gran fuerza de trabajo y un diseño ingenieril del más alto grado. Se considera que aún están vigentes 20 mil qanats.

El qanat más antiguo se localiza en Gonabad, Iran.

Ya lo sabes, si encuentras unos hoyos en el suelo, puede que seas testigo de un qanat.

Fuente: Tectonicablog

Quizá te interese: La Gran Muralla China tiene una lista de maravillas que la vuelven aún más sorprendente